lunes, abril 23, 2007

EN RESUMEN: GENTE
Gente que viene, gente que se fue, gente que reapareció. Todos me hicieron notar que el tiempo sigue pasando…

Quienes vienen?
Francisco José, el nene de Macarena. Sábado de baby shower en una mesa con 50% de solteras y 50% de embarazadas. Ya saben donde estaba yo ¿verdad?

Un par de nenes más, sin sexo ni nombre aún, pero que serán muy bien recibidos por la “afanosa” tía Romy.

Quién se fue?
Un chico muy talentoso, que continuará haciendo de las suyas desde donde esté.

Quién reapareció?
Checo, después de casi dos años. Me habló de su matrimonio, de su nueva vida, de sus nuevos proyectos y de su armonía con el mundo. Me compartió su secreto.

Además vi de lejos a un compañero de EE.GG.LL. Uno de mis iconos de adolescente apareció con diez años más y con los cambios que estos generan. Nota mental: supongo que a mí esos diez años me trataron igual, jajaja.

Algo más?
Me suscribí en el twitter y me escribieron un lindo testimonial.

jueves, abril 05, 2007

YO NUNCA

Hubiera pensado que ese sábado de setiembre, en el que celebrábamos los cumpleaños de mi hermano Rubén y Freddy, nacería el Guetto.


No hubiera creído que tanta gente podía entrar en mi casa de entonces: PUPCblicistas y UNIngenieros, y menos que todos ellos nos bautizarían como los hermanos dance.

Jamás habría imaginado siquiera que Clotilde Pink nos sorprendería siendo la primera madre del grupo y, encima, con una impresionante partida doble.

No se me cruzaba por la mente que Kapoli y Mamorgan terminarían siendo “Los Morgan”, aunque sea para el imaginario colectivo, y que ambos serían ahora orgullosos tíos de las sorpresas de sus hermanos.

Tampoco pensé que el amor sería el móvil más importante para hacer que mi querido Betto enrumbara el camino hacia la caballerosidad, empezando por ser “menos bestia”.

O que los mucho macho perderían la costumbre de aparecerse con “amigas” a la medianoche en las reuniones organizadas en casa de las amigas de verdad.

Menos que hasta ahora quedaría pendiente la prueba de las mucho macho rules, de las que tampoco ahora podré ser testigo.

Aunque tal vez, la sorpresa más grande sería la aventura emprendida por Lucho y lo maravilloso que le sentaría el cambio de aires.

De hecho creía que el American Boy viajara hasta el cansancio antes de sentar cabeza, y que el Highlander sería su incondicional compañero.

Imaginaba también que la Fresita continuaría el camino y se convertiría en una señora fresa, siempre tan correctita y pegada a la letra.

Entonces, deseaba contar en el futuro con la reconfortante presencia de Nina y de sus inimpresionables orejas ante mis historietas, ahora mucho menos frecuentes.

No se me ocurrió que nuestra amistad duraría tantos años y tampoco que podríamos reunirnos después de meses y actuar como si la semana anterior hubiéramos tenido presentación de Publicidad Avanzada.


Gracias chicos, por tan agradable velada que YO NUNCA dejaré de disfrutar.

Más que mil palabras