domingo, agosto 02, 2009

Días de independiencia


Hace poco escuché que alguien, refiriéndose a mí, decía que yo era una persona muy independiente. En paralelo a la conversación, mi mirada se perdió en una ventana pensando que esa era una de las más grandes falacias que había podido escuchar. En mi caso, la independencia (que es innegable de facto) no es una elección, sino la respuesta a un espíritu ávido de hacer muchas cosas que casi nunca encontró quórum. Y bueno, esa fue la única salida que me quedó desde muy pequeña.

En mi familia soy la oveja negra. Única mujer de una tribu de hombres, la primogénita de una casta machista, comunicadora en un mundo de ingenieros (y de la UNI), y por si fuera poco poseedora de un carácter rebede y respondón que casi siempre caía en lo malgeniado. Acostumbrada a un escenario de enfrentamiento constante, mi performance opacaba cualquier rezago de dulzura para los progenitores y dejaba casi nulos espacios para pasarla juntos en paz.

Conforme fui creciendo era evidente que me interesaban muchas actividades, pero no todos mis amig@s (ni siquiera algún@s) coincidían con más de dos o tres de ellas. Así me encontré con que mantenía amigos fragmentados, unos para los museos, otros para el cine / teatro, otros para las juergas, otros para los deportes, otros para los viajes / paseos y así sucesivamente.

Entonces, es natural que activara determinados chips cuando estaba en determinados grupos ( y desactivando otros, por cierto). En el fondo, me desesperaba la situación. No podía entender cómo se formaban grupos alrededor y yo era un “itinerante” (léase desadaptada) que era parte de todos y no era parte de ninguno.

El problema es que no suelo ser de las que se quedan con las ganas. No es que me sienta feliz de sentarme sola en un bar, es que no encontré quién tuviera tantas ganas como yo de tomar un pisco sour. No es que disfrute del cine sola, sino que nadie quiso invertir su tiempo en la película que me interesaba ver. No es que me seduzca la paz de la playa un día de semana, sino que a muchas de mis mejores amigas no les gusta la playa.

Tampoco hay que olvidar que los susodich@s también contaban con una vida y obligaciones, familiares, académicas, románticas con quienes (seguro más suertudos que yo) tenían más cosas en común para compartir.

Por ello, varias veces he terminado en situaciones con las que no me siento del todo cómoda, porque hubiera preferido mil veces ir acompañada, que ante los ojos del mundo quedan para unas como “seguridad en sí misma” y para otras “imprudencia” o cosas peores. Y, aunque es cierto que mejor sola que mal acompañada, a veces no se puede distinguir entre introspección y vacío.

No tengo una idea clara de cuál sería el adjetivo perfecto. Digamos que para mí tan solo se convertía en la única opción.
Del Twestival al Tuitertón

Luego del éxito del Twestival (twitter+festival) realizado en febrero para conseguir donaciones para Charity:Water, como parte de una iniciativa global junto a las principales ciudades del mundo, los organizadores se unieron nuevamente para colaborar esta vez por un motivo nacional y crearon el Tuitertón, evento twitter a beneficio de los afectados por el friaje del Sur del Perú.

El viernes 10 de Julio las puertas del Macarena Bar se abrieron de par en par para recibir a la comunidad twitter, que poco a poco se va conociendo, va creciendo y ahora se reunió para ayudar a nuestros hermanos afectados por el intenso frío en la sierra del Perú.

Más de 230 twitteros, de todos los rincones de Lima, llegaron a la cita guiados por una sola meta: recaudar fondos para ayudar a los niños de Puno. Ellos disfrutaron de los sorteos, la música, las charlas de @Fatimatv, @rosario_sasieta, @slayer_x y @locodiego, y la premiación del miss & mister twitter organizado por Peru 21.

Todos nos divertimos, la pasamos muy bien y compartimos una noche de alegría. Además tuvimos una buena oportunidad para conocer a los autores detrás de los twitts y sus avatares.

Se cumplieron todas las expectativas planeadas, se superó la meta y se logró recaudar S/. 5,250.00 y US$ 40.00. El dinero fue entregado a Caritas del Perú y será enviado directamente a los niños de Puno.


Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de la comunidad twittera de Lima y de las empresa que confiaron en el evento y colaboraron con esta noble causa: Speedy, Páginas Amarillas, La Mula.pe, Zona D, Peru21, Fiat Perú, Mediacomm, Lov.Roses, Perú Cartoons, Perucarros.com.pe, Ropa Tica, Glow, Illusions Perú, Eme Bags, Restaurante Kaypi, La Posada del Mirador, La Pulga en la Oreja, MINX, entre otros.

martes, mayo 26, 2009

Para el padre

Lo volviste a hacer. Me fallaste. A mí y a mis hermanos. Al margen de las consecuencias, que en otro tiempo (tal vez) no hubieran sido tan relevantes, el hecho y su interpretación actual me dejan una realidad difícil de afrontar.

Creo que fui (y soy) una buena hija, siempre pendiente de tus enseñanzas, que fueron muchas innegablemente. Me hiciste crecer, me diste herramientas para afrontar la vida de una forma que pensé no era para mí. Me demostraste lo contrario y confiaste en mí, a veces más veces de las que yo confié en mí misma. Pero siempre me quedó esa incertidumbre de tu (des)protección, de tu abandono. Curiosamente cuando menos aparecías era cuando estabas más convencido (y vaya que no es cosa fácil) de que cumpliste bien tu tarea. Pero no eres consciente de lo importante que es tu presencia, no solo para mí sino para todos tus hijos.

Tuviste el don de predecirme, sobre todo cuando más trataba de hacer las cosas sin aspavientos. Me leías la mente, me interpretabas las actitudes, ni que decir de las (no) acciones. Eres un zorro viejo, y eso me hizo admirarte aún más. Se me ocurrió que habíamos encontrado (y tal vez si tuvimos durante buen tiempo) una suerte de sinergia.

No es el titular del día decir que tengo problemas con la autoridad. Mi diplomacia no logra disimular mi rebeldía, mi terquedad y por qué no decirlo mi engreimiento (nada gratuito por cierto). Pero logramos a un sano equilibrio.


Mi camino tampoco fue fácil. Me costó ganarme tu respeto y creo que tu cariño, por eso me siento hoy con derecho de reclamar, de demandar tu consideración y reconocimiento. Parece que no recuerdas que todo lo que soy ahora lo aprendí de ti. En fácil, en difícil, en la guerra, en la paz, apagando el incendio o simplemente escuchando tus consejos.

No quiero juzgarte, pero no puedo evitarlo. Lo grave es que mi ira (que no es más que el fiel reflejo de mi tristeza) me trae constantemente a la cabeza aquellas ideas impulsivas (tan mías) de patear el tablero porque no me parecen las reglas de juego. Pero no todo es tan irracional. El tiempo también me ha dado algo de calma y es más que obvio que detrás de toda esa indiferencia hay un problema mayor. Tal vez que al ver a tus hijos grandes crees que no son prioridad o que te perdiste en todos esos problemas de “adultos” y olvidaste lo que era realmente importante (y ahora ya urgente). Como sea, es algo difícil de ignorar.

Imagino que pronto resolveremos este tema, de alguna manera. Es probable sólo sea una crisis que nos permitirá adaptarnos un poco al cambio que hemos tenido en la relación, por tu crecimiento y el mío; aunque también esto podría ser simplemente el principio del fin y el viaje a una realidad en la que nuestros roles cambien y ya no seamos padre e hija (a veces creo que ese es tu objetivo final y me perturba).

Con todo respeto, y espero poder decirlo personalmente, estoy agradecida. Por la confianza, la dedicación y el cariño, sé que fuiste sincero. Nada podrá cambiar que seas mi maestro y yo tu alumna, pero tal vez el destino me empuje a buscar mi propia casa, ya sin tu amparo, pero sí con todo lo aprendido. Ojalá, si llegara el momento de partir, me desees suerte y me des tu bendición.

Pasará lo que tenga que pasar, maestro.

lunes, mayo 18, 2009

Ama de casa ¿yo?


Casi tres meses después, mi casa luce más habitable. Aún no como yo quiero, pero habitable. Nunca me hice a la idea de que todo este rollo de sacar mi habitación de la casa de mis padres para llevarla a otra sería fácil y sencillo. Pero todo, absolutamente todo, superó mis expectativas.

Ni todos mis años de práctica (aprox desde los 13) en “las artes del ama de casa” fueron suficientes. Estaba desacostumbrada. Renuncié a esos menesteres hace como cinco años cuando, muy a mi estilo, dije “las web…s yo no me voy a hacer cargo de esto hasta que sea estrictamente necesario”. Bueno, ya es estrictamente necesario.

Mis prioridades dieron un vuelco dramático y en algún sentido desesperante. No sé si así siempre sucede, o yo lo provoqué, con conciencia o no, pero ¡Qué joda! ¡Qué hacía yo descubriendo qué “quitagrasa” era mejor o qué propiedades de los detergentes para ropa le convenía más a mi lavadora!!!

Algunas cosas las conocía, muy al detalle, pero a un nivel exclusivamente teórico. No es novedad mi fascinación por el ama de casa de este país, pero tampoco al punto de convertirme a tiempo completo en una miembro activa. ¿Cómo era posible que la prioridad de mis visitas un sábado por la mañana fueran la señora de limpieza, el gasfitero y el electricista???

A veces quiero gritar que extraño nuestros viernes de aventura culinaria, los after office de entre semana y cambiar de look cada fin de mes. Pero por sobre todas las cosas: Extraño mi conexión a Internet!!!!

Pero no todo es tan terrible. Hay un universo de pequeños logros, como la primera salchipapas, el ansiado ají de gallina, pasando por el estofado y el seco para llegar a los tallarines rojos de hoy. O cuando ese caño por fin funciona como tú quieres (y necesitas), o cuando los interruptores están del color que tú elegiste para que combinen con tu pintura y tengas un lugar donde te agrada pasar el tiempo, al que de verdad quieres llegar cuando termina el día.

Imagino que de eso se trata realmente. Terminar con esa sensación de agotamiento total... acompañada de un estado de felicidad que sin lugar a dudas merece la pena.

martes, mayo 05, 2009

Al final del sueño


Salí de vacaciones y me quedé dormida.

Al despertar me di cuenta de que no dormía en el mismo cuarto, que no debía cargar las mismas llaves (pero si el mismo llavero), que debía usar transporte público para llegar a la oficina, y además tenía que levantarme más temprano. Por si fuera poco una ausencia acompañaba mi rutina, pero en contraparte una presencia adorablemente inesperada me esperaba en un lugar cualquiera.

Ya no madrugaba para saltar al compás de la música de la clase de steps, ni salía a correr alrededor de lo que en otro tiempo fuera una ciudadela, tampoco tenía las clases de lo que fuera, ni las constantes amanecidas en la oficina en ese afán interminable de que los días duren más de 24 horas.

Desperté y había paz. Y me reconocía en cada una de las cosas que me rodeaban. Entonces recordaba la historia de cada una de ellas, de las más recientes y las más longevas. También empezaba a extrañar las cosas que no estaban. Algunas nunca fueron mías y otras simplemente nunca estuvieron allí. Igual había que salir a buscarlas.

Empezaba a recordar el sueño del pasado. La desesperación por la desorientación desaparecía. La invitación a la acción tomaba su lugar. Tantas cosas por hacer, pero con un feeling distinto, por donde se le mire. Un pequeño universo por descubrir, disfrutar y sobre todo asumir.

Entonces también recordé, a conciencia, que tenía un blog y que lo había dejado a un lado mientras dormía. Tal vez sea buena idea contarle los recuerdos de mi sueño, tal vez no. Como sea, él también se quedó dormido y es menester despertarlo.

domingo, febrero 15, 2009

Los agradecimientos

El Lima Twestival salió muy bien. La gran mayoría llegó tempranito, pagó con sencillo, varios colaboraron con más de 20 soles, algunos trajeron sus lap tops, i-phones y demás, pero TODOS vinieron con las mejores ganas de Tweet, Meet & Give.

La reunión estuvo de lo más divertida gracias a los sorteos, las presentaciones de @utero.pe, @arturogoga y @maku_m, y el tono de fin de fiesta, del que hay muchísimas fotos, cortesía de nuestros paparazzis voluntarios (porque ellos aportaron además SU granito de arena - ver links relacionados :P).

Ahora no queda más que agradecer nuevamente a:

Pero el agradecimiento más importante es para a los cerca de 100 twitters que asistieron al evento, apoyaron la causa y permitieron recaudar los $616 destinados a la ONG charity:water.

Gracias Totales Twitterland!!!!

Links relacionados

martes, febrero 10, 2009

Soy @malevolady...
y estoy en el Twestival!!!




¿Qué es el Twestival?





Habrán Juegos!!! Sorpresas!!! Novedades!!!

Nos vemos el 12 de febrero en Spa Lounge (Camino Real 147 - San Isidro). La meta es recaudar US$ 1000 y donar el 1oo% a Charity:water.

La contribución personal será de 20 soles que permitirá, además de colaborar con nuestra meta, participar en sorteos de premios generosamente donados por nuestros auspiciadores. (Pague con sencillo, por favor)

Hasta el momento vamos cerca de 120 146 pre-inscritos y esperamos llegar a los 200 por lo menos. Crea tu cuenta en twitter, si no la tienes aún, y regístrate ya!!! El pre-registro ya culminó pero puedes asistir directo a SPA Lounge a las 7pm, simplemente creando tu cuenta twitter, y donando en el local. Nos vemos en el Twestival.

Para asistir no es indispensable ser usuario twitter, serás nuestro invitado, pero mejor crea tu cuenta para que puedas participar de los sorteos. Lo importante es que todos colaboremos con la causa.

Agradecemos a RPP, patrocinador oficial, a Perú21, Perú.com y Pulso Social por la difusión del evento; a Spa y a Speedy que nos ayudan con la logística; así como la colaboración de Movistar, E-market, Dedo Medio, HTU Networks, Neo, Gatos & Trapos, Ropa Tica, Ienti, Perucartoon y Utero.pe

Actualizado el 11/02 a las 11:10pm
Notas relacionadas
Perú 21 - Festival Twitter en Lima
Perú 21 - Twitteros alrededor del mundo se unen por una buena causa
Perú 21 - Cifras Twitter
Pulso Social - Mientras twestival causa furor en toda América Latina
Pulso Social - Twestival - Un evento global por una causa social

RPP - Estudio muestra incremento de cuentas twitter
Utero.pe - Hoy en Twitter

lunes, febrero 02, 2009

Por una noble causa


Esta semana llegó a mi bandeja de correo un simpático video que quiero compartir con ustedes.



Mi amigo Lucho y su hermano José están participando del casting para The Amazing Race Latinoamerica, reality de viajes de aventura que transmite el canal AXN.

Se esta haciendo la selección para la primera edición para Latinoamerica, así que aquí está el video que ayudará a este dúo a quedar seleccionados entre los 11 equipos que van a participar. Véanlo y coméntenlo. Aunque no se trate de votaciones directas, la audiencia en youtube es importante.

Muchísimas gracias a todos por apoyar el video y suerte a los viajeros.

domingo, febrero 01, 2009

Pude ser yo!

Las mujeres somos complicadas (y egocéntricas). Unas más que otras, pero todas tenemos un chip particular que determina algún tipo específico de manía. Pensé que los “hubiera” eran exclusividad mía (otra prueba de egocentrismo), pero parece que no.

Afortunadamente, para mí, otras mujeres también se ven afectadas cuando viene un ex y les dice “me voy a casar” o “voy a ser papá”. Y es de lo más enfermo, porque de hecho se trata de historias cerradas, inviables en el pasado e impensables en la actualidad; pero se te cruza la imagen del universo paralelo donde tú eres la protagonista de la “buena nueva”.
  • Si me hubiera casado contigo, hoy tendría dos hijos, tal vez sería ama de casa y nos reuniríamos con mis padres (y los tuyos) a almorzar los fines de semana.
  • O, si no me hubiera dado cuenta de que no éramos tan compatibles como mi fantasía me llevaba a imaginar, en este momento estaría eligiendo el vestido de novia, el diseño de los partes y los centros de mesa para la cena después de la ceremonia.
  • O, si hubiera seguido saliendo contigo en este momento sería yo la embarazada que estaría buscando depa para mudarnos juntos y recibir al cachorro.
Y te entra una depre espantosa…

Hasta que despiertas y te das un duchazo de realidad!
  • Si me hubiera casado contigo, probablemente estaríamos divorciados, o siempre estaría pensando en qué habría sido de mí si me hubiera dado la oportunidad de conocer a otros tipos. Tal vez te habría sido infiel, y sentiría un enorme cargo de conciencia por mis cachorros.
  • Si me hubiera creído el cuento de que éramos tan compatibles, ahorita estaría en preparativos de boda, pero atormentada pensando que pasará después de la fiesta, en si volverás a tu pensamiento de relaciones open mind y a buscar a todas tus amiguitas.
  • Y si hubieramos seguido saliendo, habríamos adelantado en dos años la apuesta del cachorro juntos, que ya empezaba a estresarme. Francamente no me alucino viviendo contigo y verte comer chocolates hasta medianoche, haciendo berrinche si no encuentras tu vaso de leche tibia.
Y llega el alivio. Uuufffffff....

La confirmación de que tomaste la decisión adecuada y que la vida acomodó las cosas para que sucediera evidentemente lo mejor.

Puede sonar a autodefensa o a discurso propio de resignación, pero sin ánimo sonar al maestro de KUNG FU PANDA : “Las cosas pasan por una razón”

Y como bonus “Nada es bueno o malo en sí mismo, solo es cuestión de esperar”

jueves, enero 29, 2009

Lima en domingos de Enero

Los domingos no son mis días preferidos y eso no es novedad. Sin embargo, este mes me ha sorprendido con gratísimas y divertidas sorpresas de fin de semana. Todas sin salir de la que algunos llaman “la gris” u otra palabra que empieza con “h” y me niego a utilizar como adjetivo.

Algo que yo reclamaba mucho durante mi infancia eran los paseos familiares dominicales, pero como mis viejos trabajaban hasta el sábado (así como yo ahora), el domingo les quedaba corto para hacer lo que no podían durante la semana, y además llevarnos a pasear. Así que no es que le tenga mucha fe a las mañanas del finde.

Empecé el año sin muchos propósitos, aunque sí con una sensata lista de pendientes escrita en una servilleta. Todos ellos ejecutables hacia fines del verano. Es que, en general, no carburo muy bien durante el verano. Mi mente y mi cuerpo asumen vacaciones de inmediato. Es difícil ponerse a estudiar o iniciar algún proyecto, mediano o grande, sobre todo si lo hago sola.

Entonces era de esperarse que los últimos tres domingos estuviera cual marmota tratando de prolongar mi estadía en cama. Pero no fue tarea fácil. Había que sobreponerse a toda la actividad familiar alrededor, que aún siguen buscando casa. Yo debería haber iniciado esa búsqueda de manera más seria este año, pero la he procastinado (Nunca más!). Afortunadamente hubieron quienes me convencieron para detener la acostumbrada y odiada inercia dominical.

El primer domingo terminé sin planearlo paseando por el Centro Histórico, que hace meses no visitaba y que en mis épocas universitarias era la perfecta alternativa para mis horas libres, y a veces no tan libres.

La "pequeña" caminata empezó en el Museo de Arte Italiano con la muestra de Dalí y terminó en el parque de La Muralla, ida y vuelta.

El segundo domingo hábil coincidió con el aniversario de Lima. Leí temprano a Café Taipá que hablaba de una ausencia de un valor que diferenciara Lima. Pues si, tiene razón no hay un solo. Pero a veces la diversidad puede ser también una diferencia. Lamentablemente, ni él ni yo hemos hecho una investigación al respecto, así que solo tenemos hipótesis.

El post proponía también hacer de Lima un sentimiento, pero ¿Cómo haces eso con una mayoría de “nuevos” limeños? Incluso queda abierta la pregunta ¿Qué o quién es un limeño? (nuevo, antiguo, de cuarta generación o whatever).

Curiosamente pensaba en que la semana anterior, había pasado el domingo con un nacido en Cusco, que asistió al colegió en Huancayo y que vive en Lima hace casi 12 años, el cual vive como limeño y se identifica con sus calles, que ya son parte de su historia. Es más, fue el guía turístico de aquel paseíto por el centro, porque esta “limeña”, hija, nieta y bisnieta de limeña (todo en línea materna – lo siento, creo en los matriarcados) no conocía el dichoso parque. Que roche!

A manera de contraste, para no perder la costumbre de dar la contra, el día del aniversario de Lima lo pasé el Callao. Estuve en La Punta. Otra vez, regresando a un lugar después de meses.


El paseito terminó con un suculento almuerzo en el Bolivariano, porque una celebración tradicional sin comida y bebida típica, no es. Aunque mientras comía pensaba en cuál de todos los platos del buffette eran específicamente "limeños".

El tercer domingo también fue de paseo, pero en auto nuevo. Esta vez con dos amigos, ninguno limeño de nacimiento, el muchacho de Chiclayo y la nena de Iquitos. De Chorrillos a Magdalena y de Miraflores a Surco y San Borja, con su caminata por Barranco más.

No se ustedes, pero ahora que termino de escribir (y re-leer) el "reporte" con el que quería agradecer a los friends por los findes chéeres, me doy cuenta de lo irónicas que resultaron las circunstancias. Sobre todo si agregamos que gracias al calor de la tarde barranquina, nos animamos a probar el novísimo helado D'onofrio de "Inca Kola", que a pesar de ser un ansiado producto "de bandera" no resultó tan espectacular.

Como sea, lo único que me queda por decir es que afortunadamente tengo muchos amigos de otros lados que vinieron, ellos sí espectacularmente, a vivir cerca de mí :)

lunes, enero 19, 2009

Se acabaron las vacaciones virtuales

Hace mes y medio que no escribo. Justo por los días en la que una de mis mejores amigas de la vida me comentaba preocupada que no tenía planes de año nuevo. Oh coincidencia! (aunque no novedad), yo tampoco tenía planes. Acababa de salir del último intento de relación "normal", que fue una burbuja encantadora, pero sólo eso: una burbuja.

Mi idea inmediata de año nuevo, entonces, era estar en algún lugar cualquiera (no había preferencias en costa, sierra, selva, nacional o extranjera) en el que pudiera beber mi botella de champagne y vestir mi ropa interior amarilla. Tampoco era relevante si estaba sola o acompañada, claro que en ese caso la preferencia la tenían las amistades cercanas, y mi familia.


Afortunadamente aparecieron los planes. Alquilaríamos un lugar en alguna playa del sur, sin programa específico definido para el 31. Eso lo decidiríamos sobre la marcha.



Por azares del destino, el depa terminó siendo algo así como la casa del Big Brother, que reunió a varios amigos míos, pero de distintos lugares y, sobre todo, personalidades. Eso me tenía, debo confesar ahora, un poco nerviosa.

Por un lado estaban Soraya y Margarita, amigas del cole. Juntas éramos parte del símbolo del poder estudiantil de 1995 . Teníamos pendientes la última juerga de solteras, con sus confesiones indiscretas más, lograr el bronze (y solo el bronze) de Beyonce, y jugar a las room mates por una semana. Del otro lado, los colegas: Freddy, el hombrecito de la casa, y Claudia, que se nos unió hacia el weekend; además de algunos visitantes (no sean mal pensados) que nos acompañaron antes, durante y después de la medianoche del 31.

La habitación de las nenas del cole fue, como era de esperarse, el despelote total. Imagínese usted una abogada ahora financista, una profesora y una investigadora de mercados durmiendo en el mismo cuarto.

Miss Margarita se encargo de darnos las lecciones de la vida durante la semana. Ahora sabemos hasta en qué colegio matricularemos a nuestros hijos no natos ;) La Dra Soraya hizo gala de su practicidad absoluta: “Delega, delega”. Y bueno, yo demostré que estoy BASTANTE mimetizada con el ama de casa de este país.

El juego de las room mates tuvo una evolución espectacular. Lo que se inició con niñas recatadas y pudorosas, terminó en la declaración de ese lado del depa como zona nudista!!! Recién hoy puedo decir que NO existen secretos entre nosotras.

Y si el kit de una sola mujer puede parecer nutrido, el de tres es sencillamente inconmensurable. Todas las cremas de rostro, para todos los tipos de piel: día, noche, aceite de rostro, serum, hidratante, crema para las ojeras. Todos los productos para el cabello, porque el shampoo y acondicionador no son suficientes: máscara de tratamiento, abrillantador, secadora, peines, cepillos, laciadora. Todos los productos para el cuerpo, además de bloqueador y bronceador, el prolongador de bronceado y el gel de aloe para la insolación, las hidratantes, los aceites, jabones líquidos, etc. Todo eso, en un solo restroom!!!

A eso súmale las manías. Las que despiertan temprano, porque duermen menos de seis horas diarias, y cantan “Salió el soooooooooool” y prácticamente te arrastran a ponerte el bikini y coger el pareo para visitar al gringo. Las que despiertan sólo y únicamente porque el deseo de desayuno apremia y para eso son buenos juguitos de papaya, omelettes y tostadas, mixtos y cafecitos con edulcorante. O las que simplemente se quedan dormidas.

La exposición al sol, otro issue. Una leche y dos canelas no se pueden exponer al sol de la misma forma. La leche debajo de la sombrilla, mientras que una canela se freía en aceite y la otra aprovechaba la arena para recuperar el sueño perdido con algo de bloqueador (en estos tiempos de radiación ultravioleta hay que tener cuidado).

Las noches. Oh las noches! Agotamos al 80% nuestras provisiones semanales de chela en EL PRIMER DÍA!!! No daré el detalle del total, porque aún me abochorna la idea. Por fortuna, vinos y piscos llegaron a acompañarnos el resto de días.

Es que todo era tan pintoresco. Pasamos tardes enteras riéndonos de lo particulares y diferentes que somos cada una de nosotras.

El 31 todas hicimos gala de alguna actividad culinaria: la ensalada de Sory, el arroz de Maquita y mi puré de papas. No importó que los “previos” iniciaran a las 5pm (gracias a la inesperada llamada de año nuevo que recibí de un número privado) y que hacia las 11pm dudáramos de la compañía de una de nosotras, que decidió durante la tarde curarse el resfrío con shots de pisco hasta completar una botella.

Afortunadamente, resucitó cual ave fénix, regia como siempre, incluso mejor que las que solo chelearon.

De acuerdo a mis planes, tenía mi Freixenet Cordon Negro y el atuendo respectivo. Además estaba con un coctel de amigos bastante interesante. No necesitaba nada más.

Fueron días de playa, juerga, risas e histerias divertidas, aunque al final termináramos especulando sobre una pseudo saturación post convivencia. Una semana de descanso que necesitaba y, por qué no decirlo, merecía; en la que pude poner algunas cosas en orden, y otras en desorden.

Ahora de vuelta en el barrio virtual recordé que dejaba pendiente una intriga develada con cierto retraso pero con mucho acierto por invazor, que espero hayan disfrutado tanto como yo; y el segundo aniversario del blog al que espero dedicarle más tiempo y ponerle más Romy.

Holas de nuevo :)

Más que mil palabras