martes, abril 29, 2008

El león rojo me vuelve a llamar

Hace días que estoy con ganas de ir al cine. La semana pasada no encontré con quién ir. Suele pasar que hay cruces horarios con algunos amig@s. Si no es la chamba, son las maestrías, l@s novi@s, cumpleaños, otros compromisos sociales, etc.

El sábado estuve más cerca de cumplir mi cometido. Ya me había resignado a ir sola, a pesar de que tenía la intención de no hacer sola, las cosas que podría hacer acompañada. Mi exceso de independencia, generada más por circunstancia que por determinación, ya me estaba llevando a extremos. Es que uno no debe hacer el 90% de las cosas sola.

Fui a la oficna en la tarde y pensé quedarme hasta las 7pm. Afortunadamente terminé mi pendiente a las 5pm y tenía practicamente la tarde del libre; sin embargo no encontré función de la peli que quería y terminé en kasatomada....

Ayer lo volví a intentar. Casi me pareció que iría con Soraya... hasta que me plantó pocos minutos antes de la hora de salida. Entonces decidí quedarmen unos minutos más en la oficina.

Salí a las 7:30 y me fui al Alcazar. Esperaba encontrar función para "P.D. Te amo". Aunque si hubiera estado en cartelera veía Cloverfield (se me ha despertado el gusto por las "destrucciones" cinematográficas)

Menuda fue mi sorpresa cuando vi varias caras conocidas de chambas anteriores y algunos de mis clientes (de los cuáles -muy mala yo- no recordaba el nombre). Es común que uno vea gente conocida en el cine ¿pero todos relacionados con la chamba?

Hasta que me topé con el cartelito rojo (que había visto el sábado y no había recibido mucho de mi atención) que le dio una explicación a todo: Era la presentación de los ganadores del Cannes Lions 2007.

En ese momento agradecí estar sola (y que hubieran entradas disponibles) bueno pues, como no podía desairar al destino ni al león rojo, entré.

Comparto con ustedes mis piezas (publicitarias) favoritas del reel que nos presentaron ayer.

SHARAPOVA NIKE


IMPULSE - ROMANTICISMO


AXE - CHOQUES (por que el sexo siempre vende)


MAC VS. PC




No hay comentarios:

Más que mil palabras