domingo, diciembre 07, 2008

Trivia Navideña

Se acerca la navidad. Miles de rutinas (que en algunos casos llamamos tradiciones) vuelven a tocar la puerta. Pensar, para bien o para mal, en la familia y los amigos, en las actividades de la fecha y en las previas al día central: intercambios de regalos, amigos secretos, reencuentros, compras, cenas, árboles, más regalos, etc, etc. Afortunadamente también nos da chance a comportarnos como niños nuevamente, aunque muchos de nosotros no perdamos el toque a lo largo del año :)

Hace algunos meses, un personaje apareció en la televisión (y en youtube) para convertirse luego en uno de los participantes más divertidos de facebook y twitter, a pesar de que mi estimado Milton sostenga que no fue precisamente un elemento integrado a la campaña de una marca de banco. Te asesora, perrea, duerme, está en todas.

Pues sí, estoy hablando del cuy mágico, quien ha recibido a lo largo de este tiempo una larga lista de peticiones, de plata y "alguito más", por parte de la comunidad twittera local (que suponemos luego del artículo en Perú 21 será más numerosa) y ha impuesto su peculiar estilo de consejo en varias de nuestras conversas (reales y virtuales).

Pero hay algo que por un tiempo acaparó nuestro pensamiento:
su misteriosa identidad.


Y luego, la tarea de descubrir quién es el verdadero cuy mágico, ya que a falta de uno, tenemos dos. Algunos dicen saber quién es… (sí, te hablo a ti), pero nadie lo ha revelado a ciencia cierta.

Luego de semanas de investigación con invazor, hemos encontrado algunas fotos inéditas que podrían ayudarnos a resolver estas incógnitas. Pero necesitamos tu colaboración, por lo que compartiremos esta foto durante los próximos 15 días para descifrar el misterio juntos.

¿Quién es el cuy mágico?
Ayudarnos tú debes

domingo, noviembre 16, 2008

Dilemas generacionales (a propósito del enésimo reencuentro)

Ayer fue el cumpleaños número 35 de una muy querida tía (tengo tías que tienen entre 24 y 80 y pico años) y decidí despues de una prolongada ausencia en las ligas festivas familiares asistir a tan magno evento. Sobre todo porque imaginé que la fiestita tendría alguna particularidad: 35 años no se cumplen todos los días (considerando que soy la única mujer en base 2 en la familia que sueña con llegar a los 30). Además, hay que reconocer que después de dos hijas, de 13 y 3 años, la tía aún está "fuerte". Entonces habían cosas que celebrar.

Aparte de la presencia familiar, teníamos a los amigos. Muchos de ellos caras familiares que habían estado en cumpleaños anteriores, compadres de mi prima, amig@s del barrio, del colegio y de la universidad. El mismo comentario melosón de algunos "¿Ya tienes 28 años? Cómo pasa el tiempo! Te recuerdo con el uniforme de colegio". Respuesta mental (con la dulzura que me caracteriza) si claro, han pasado como 15 años, por eso ahora eres cuarentón, calvo, gordo... y por favor, anda baila con tu esposa.

Pero lo que más llamó la atención, y creo que no solo a mí, fueron las amigas del gimnasio. Unas seis o siete comadres, delgadas a sus "titicinco", un par de ellas muy guapas y bien puestas (hay que reconocer las ventajas ajenas), que bailaban entre ellas tratando de ser el centro de atención. Imagino que eso es lo único que queda, porque si la mayoría de chicos no baila a los 20 o a los 30, pues a los 40 o 50 la cosa se debe complicar. Son cosas que pasan.

Yo por mi parte estaba con mis primos/tíos entre 22 y 34 mirando el "espectáculo". Hasta que nos aburrimos del circulito monótono de dos o tres pasos merengosos que usaban para bailar Ricky Martin, Elvis Crespo y hasta Grupo 5. Entonces, con ayuda del alcohol, empezamos a hacer nuestro propio tono con coreografías remasterizadas de todas aquellas clases de baile que solíamos dar con mi hermano (allá por el 2004) y algunas actualizadas. Entonces tenímos una esquina con tres patas y dos nenas que (haciendo el ridículo) se burlaban de todo lo que podían... la música no ponía.

Hasta que llegó el momento que yo había esperado durante toda la noche: Tocaron la música de su chiquititud. Sonó Menudo de 1980. Que si bien estaban de moda cuando yo no pasaba los 5 años, los recuerdo bastante bien. Y me emocioné. Pensé que las comadres del gym (resáltese este detalle) desempolvarían sus coreografías adolescentes, como nosotras luego de muchas chelas haríamos con meneítos, macarenas, akundunes o nubeluces.

Pero no! Oh decepción!!! Para sorpresa mía y de todos, la única que sabía las dichosas coreografías (no se si por recuerdo, o porque las pesqué en youtube en alguna ocasión), era yo. Y bueno, procedí a compartir mis pasitos con mi fiel grupo de "chongo".

Espero que en los próximos tonos de "dulces 35" que asista... (se nos viene un par más hasta fin de año) algunos puedan darse una vueltita por el blog y chequear los básicos :P

Claridad


No te reprimas


Fuego

lunes, noviembre 10, 2008

Sin pendientes

No tengo nada que hacer un lunes por la mañana. Para no perder la costumbre de resúmenes ejecutivos sintetizo los motivos.
  1. porque solo estoy viendo tres proyectos.
  2. por haberme quedado una hora más el viernes cerrando cosas que podría haber enviado hoy.
  3. porque entonces despaché la chamba correspondiente a otras áreas y estoy esperando que terminen (en el tiempo prudencial que corresponde).
  4. porque los “jefotes” están en reunión (y aún no hay nueva chamba).
  5. porque terminé la parte de la chamba que me correspondía (y a la que me había comprometido) de aquel proyecto conjunto.
  6. porque es lunes en la mañana e imagino que mis clientes (al igual que yo) están desayunando.
Lo lógico es que esto no dure mucho tiempo y que luego se cobre con creces estos minutos de ocio, que no se si llamar creativo o catártico…

¿A qué estado de paranoia habré llegado que me estreso cuando debo relajarme?

Igual ando dándole vueltas a otras cosas:
  • La mudanzas: de casa (que aún no decido si solo o acompañada), de oficina (que gracias a Dios no es de empresa), de vida (hay que dejar de ser tan bruja)
  • La eliminación del stress: no dieta, no gym, no cuenta calorías, no carreras alrededor de la huaca por las mañanas, no jeans apretados, no tacones altos, ¿maquillaje? solo el justo y necesario (sin gastar pólvora en gallinazo) Me importa un joraca que se acerque el verano. Tampoco cursos extra, no inglés, no estadística, no francés... hasta la maestría.
  • El médico: para eliminar el dolor de cabeza que no me dejó vivir los tres últimos días, ver si consigo algún tratamiento, terapia para que dejen de formarse esos terribles nudos de tensión en la espalda (aunque algunos tengan nombre y apellido). Esperamos que la yoga o el pilates ayude.
De pronto ando buscando un oasis de calma momentáneo antes de que todo se empiece efectivamente a mover. Cómo me joroban los cambios!

martes, noviembre 04, 2008

Diez años después...
(Te mantienes vigente)

Porque si antes me acusaban de ser autora de crímenes perfectos (y me sentía orgullosa).



Hoy por lo menos puedo decir (con las manos en alto): ok perdón, fue sin querer.


(lástima que no encontré el video del último concierto)

Es que así funciona entre nosotros. Gracias por el maravilloso concierto (aunque me llamen "afanada")
Cambio de piel


Y así empezaron las mudanzas. La primera dentro de la oficina. Si bien pasé de una oficina King Size a una modesta “plaza y media”, la ganancia en ahorro de distancias con mi equipo ha sido considerable. Casi llevamos un mes en la "Nueva Gerencia" y debo decir que el balance es positivo.


Me gustan las mudanzas, me dan la oportunidad de renovarme, de elegir qué cosas quiero llevarme y qué cosas quiero dejar en el pasado(aunque a veces me cueste un poco desprenderme de él).

Cada cierto tiempo, los espacios llegan a asfixiar, a saturar y necesitas un cambio. Era una demanda que alivianó lo que pudo ser un cambio mayor, y a mi entender, una decisión precipitada de la que tal vez estuviera hablando ahora con algo de tristeza.

Sin embargo estas cosas tienen onda expansiva. Todo empezó con un inocente cambio de piso y de lugar, que se fue extendiendo a la vida personal y terminará en el hogar (tal y como se están dando las cosas).

Digamos que en lo personal, me “mude” del espacio común con algunas personas y aparecí en otros con personas nuevas. Hasta ahora el cambio me ha hecho bien, pero el proceso de desprendimiento en algunos casos ha sido culposo y doloroso. Abandonar una forma de vida no es, como podría creerse, un proceso individual. Arrastra a otros, que a veces no son considerados ni al principio ni al final. Lo siento, es un egoísmo necesario.

Ahora veremos como funciona el tema de la mudanza familiar. Alguien comentó porque seguí viviendo con mis padres a los 28 años, pues le responderé que esas son cosas del Orinoco. Cuando tenga una explicación sensata y digerible, posiblemente la comparta, pero no tengo una idea clara al respecto.

Aparentemente eso cambiará para inicios del próximo año. Veremos

miércoles, octubre 15, 2008

Alivio... con cariño

Estoy resfriada. Mi simpático feriado (que aún no pude compartir con ustedes, pero lo haré, lo haré) me ha pasado una factura mucho más alta de lo que esperaba (en toooooodo sentido).

La inercia (y algo "bastante" de autosuficiencia) me llevó a la oficina. Había misiones que cumplir y como llevo en la sangre el "estilo" Bolognesi, me quedaría hasta quemar el último cartucho. Y ¡oh si que lo quemé!

Volví a casa como a las 5pm, gracias a que cancelaron una nefasta reunión programada a las 7:30pm. Estuve inconsciente hasta hace una hora y… bueno… tenía que ver que había sucedido mientras dormía. Me encontré con los nuevos ministros, una casa llena de muchachos (mi padre y mis hermanos), ruido de tele por un lado y de música por el otro (Oh si! Era esa canción nueva de la Spears en la que sale calata en el video, otra vez).

Me levanté (por todo el ruido, obviamente) con unas ojeras hasta el cuello, la cabeza retumbando aún, con frío y algo mareada. Tiempo que no me resfriaba así. Además éste es el primer resfrío de mi suturada nariz :S (la está sufriendo). Mi enfermero de cabecera, el menor de mis hermanos, se encargó de mí: del matecito de coca, de la mini cena, de arroparme y de darme parte de los mimos y abrazos que demandaba por la tarde.

Entonces me acordé de ese comercial (no réclame, no propaganda) de mentholatum que salía en la tele y decía “Y mi naricita.. y mi gargantita.. y mi pechito”. Donde de pronto aparecía una joven y sonriente mamá con aquel pomito verde (en caso de emergencia se usaba la latita naranja) y frotaba el pecho de aquella nena. Al instante veíamos como los “vapores medicinales” provocaban alivio inmediato a los malestares de la pequeña.



Pero mi recuerdo de niñez venía más por contraste que por asociación. Me explico: mamá trabajaba fuera de casa, y mucho; por lo que la encargada de esos cuidados era la “nana”. Mamá llegaba tarde a casa (nunca más que yo por estos tiempos, claro) y apenas alcanzaba el beso de buenas noches.

¿Papá? El “doctor” siempre tuvo unos métodos que puedo describir entre tradicionales e incomprensibles. Siendo un entendido en el tema se negaba a recetar hasta el “desenfriolito”, a pesar de que sabía buenazo, y aplicaba terapia de tecito caliente con limón y miel, hasta cosas fuera de lo común que no voy a compartir, porque aquellos remedios caseros de su niñez aún me bloquean el cerebro.

Imaginar la próxima escena era tan extraño como improbable. Sobre todo porque en los ochentas los papás no se encargaban de los resfríos ¬¬






En fin, qué le hacemos, pues. Estos padres ochenteros no estaban preparados para afrontar un resfrío infantil como en la tele ¿podré hacerlo yo?

lunes, octubre 13, 2008

Meme de las seis cosas

Lunes en la mañana, Romy con la hipersensibilidad al 120%. Se abre la "ventanita asesina" de invazor avisando... te he incluido en un meme. Lo leí. Como nunca la mañana está relax. Dos de cinco proyectos se han cerrado y solo queda pendiente un entrenamiento para la tarde. Todo está en cancha ajena, jeje. Pensé en responder y, lo increíble, pude!!!

Al parecer, por más enfermo que suene, la hipersensibilidad provoca inspiración. Digo, despues de haber dormido casi todo el domingo: cuatro horas en la mañana, cuatro horas en la tarde con intervalos para comer, cual rutina de neonato, la mente se encuentra algo fresca.

Bueno, procederemos al meme de las seis cosas:

1.- Me fascina la playa, sobre todo en invierno (razón por la cual me encuentro resfriada en este momento). Ver la inmensidad del mar cuando no hay tantos niños haciendo bulla porque quieren un helado, o adolescentes jugando voley, paleta o demás, o alguna regordeta en un hilo dental que prácticamente resulta imperceptible por la cantidad de carne alrededor.

2.- Adoro comer, y si es con un buen vino mejor. Los almuerzos de viernes con Analía son maravillosos. Mis preferencias van desde el sushi, las pastas, la comida china, la comida chatarra (aunque me resulte culposa), comida criolla (incluyendo el arroz con pollo con la receta de mi abuela), el chocolate, los helados, entre otros.

3.- Amo dormir, sobre todo en la playa. Soy una fugitiva, del trabajo, de mi casa, de mi misma… nada como dormir (a menos que tengas pesadillas :S). A propósito de lo fugitiva, me encantan los aviones, viajar, tener la sensación de poder dejar atrás esa Lima gris a la que siempre quiero volver.

4.- La sierra, sobre todo por su gente. El sol todo el tiempo, el clima definido, la nobleza de alguien que no quiere aprovecharse de ti al tomar un taxi y cobrarte el triple de la tarifa cuando eres más peruana que la chicha de jora.

5.- Me encanta bailar. Es uno de los (ahora pocos) momentos en los que soy libre. Juego, disfruto. Me hace feliz.

6.- Mis amigos, sus locuras, lo mucho que me hacen reir (y algunos enojar). Es que soy aprehensiva. Pase lo que pase, ando pendiente de todos ellos, todo el tiempo, aunque no estén físicamente a mi lado. Esta enfermiza tranquilidad que me da tenerlos siempre al otro lado de la línea.

¿Qué es lo que detesto?

1.- Que me quieran ver la cara. Por ser mujer, por ser educada, por ser buena gente o por no mandar a la miércoles de manera literal. Que me digan “mamita” seguido de cosas que no son ciertas, porque es lo que se dice en esas situaciones o porque creen que las quiero escuchar. Como si no fuera lo suficientemente sensata para darme cuenta (y entender) cómo funcionan las cosas.

2.- Decir las cosas más de dos veces y estar cargoseando por ello. Aprendí, me enseñaron, me acostumbré, o lo que sea, a que una vez que me decían o encargaran las cosas me programara para cumplirlas en los plazos estipulados. Si no entendía, preguntaba; si me iba a faltar tiempo, avisaba. Tan sencillo como eso. El problema es que asumí que el resto de la gente también debería actuar de la misma forma.

3.- La ineptitud, ineficiencia, la falta de sentido común. Que es parte de no poder contar con las otras personas. No poder delegar con tranquilidad porque a veces el buen criterio se torna inexistente. Odio no poder apoyarme en otras personas aunque sea un ratito, tan solo para tomar aire.

4.- Postergar el placer en general (comer, dormir, y los otros dos). Aunque soy una sumisa del sistema, y generalmente soy demasiado "lady" para no hacer las cosas en su momento y lugar. Pero lo ODIO!!!

5.- El menosprecio al próximo. Que algunas personas sean tan cretinas en criticar a sus semejantes solo para sentir que se diferencian. Lo cual refleja excesiva intolerancia. Y si bien en algunos casos es comprensible, creo que antes de que uno se pregunte “y este… ¿a quién le ha ganado?”, debería preguntarse “y... ¿a quién le gané yo?”

6.- Los “bacancitos” hijos de la estirpe “yo todo lo puedo”, “no contemplé en mi plan la posibilidad de fallo, porque eso no va a suceder”, “yo ya conozco esas reacciones en la gente”… etc, etc. A pesar de que les tengo mucha tolerancia, porque hasta cierto punto me divierten, es algo que más de una salida no se soporta. La condición de “ser humano” es tan rica y tan atractiva que creo podría explotarse un poco más.

Bueno, creo que la parte final es embaucar a otros seis más para que lo completen... y como analix ya lo hizo... los elegidos son: indexante (aunque dudo que lo haga), calu, pairazaweb, milton, girasol y carla

Muaaaaaahahahaha....


sábado, octubre 04, 2008

Había una vez....
El cuento más corto y más bonito que has leído en tu vida.

Había una vez una muchacha que le preguntó a un chico si se quería casar con ella.
El chico dijo 'no'.

Y la muchacha vivió feliz para siempre,
Sin lavar, Laundry
sin cocinar, Cooking Dinner
sin planchar para nadie, Ironing
saliendo con sus amigas, Ladies Night Bachelorette Party
tirándose al que le daba la gana, Couple In Bed
gastando su dinero en si misma, Shopping Spree
y sin trabajar para ninguno, Shopping 2

FIN

...El problema es que de chiquitas, NO nos contaban estos cuentos....
Y... ¡NOS JODIERON CON EL MALDITO PRINCIPE AZUL!

P.D.: Acabo de recibir esto por correo y francamente merece compartirse. Dedicado a mis mejores amigas solteras :)

domingo, septiembre 21, 2008

Sobre lanzamientos locales...

Una de las cosas que más me gusta de mi chamba es estar en la preparación para el lanzamiento de un producto. Es una gestación en todo el sentido de la palabra con antojos, fobias, náuseas, dolores de cabeza y por supuesto mucha ilusión y expectativa. Pero por sobre todas las cosas es un proceso feliz.

Del otro lado, es maravilloso ver también a los hijos ajenos: los lanzamientos de otros (productos, agencias, clientes). Es como ver a los hijos de tus amigos y emocionarte con la alegría de ellos. Claro que, a diferencia de los productos y las estrategias, los niños siempre son perfectos.

El último lanzamiento que presenciamos en señal abierta fue el de SOBE life, que a mi entender prometía; pero ahora no estoy tan segura de su exito/ efectividad. Una vocesita en mi interior me susurra que tal vez este post me traiga problemas más adelante. Pero vale! Hoy no la voy a escuchar.

La expectativa inicial generada por el lagarto calato me pareció alucinante, a pesar de ser uno de esos recursos que nada tiene que ver con los atributos o beneficios del producto, pero que con un poco de trabajo estético (tanto en guión como en imágenes) se transforma en algo atractivo.

Mi padre, cuyo desinterés en los temas publicitarios lo convierte para efectos prácticos en uno de mis principales referentes en cuanto a crítica de spots, me sorprendió recordando casi al milímetro el texto de la llamada telefónica de este comercial (que lamentablemente no pude conseguir en su versión en español).



Como campaña de intriga funcionó, a mi modesto entender.

Al ver la dirección en la web para Perú durante los últimos segundos del spot, reservé algunos minutos de “ocio-creativo” en la ofis para darle la visita correspondiente. En lo personal me gustó más la versión global que la nacional. Vaya que en un medio como Internet no era muy difícil ver la página madre y descubrir todas las secuencias de la “historia del lagarto” en el back-stage de las grabaciones de los comerciales con la super-modelo.

Como era de imaginar, la web original era mejor en todo sentido: más completa, más rápida, mejor diseñada, con más aplicaciones, etc, etc. No voy a negar que las adaptaciones tienen su encanto local. Esa foto del Puma Carranza con cabellera rubia es demasiado graciosa. Pero lo que más llamó la atención era este tributo a Thriller que me pareció buenísimo.



Entonces pensé que ese sería el spot de lanzamiento y me parecía que le daba un buen cierre a lo ya presentado. Un tema famoso, pegajoso, que tenía como diferencial al lagarto y a la super modelo. Fórmula cerrada.

Menuda fue mi sorpresa cuando el día de la aparición pública del controversial desnudo encontré este.



O sea ¿on the beach? No es que tenga algo en contra de Santana (todo lo contrario), pero teniendo el precedente anterior. Me parece que no se colmaron las expectativas. El 25 aniversario del video más exitoso de los 80, es lo menos despreciable para un lanzamiento. Obviamente, hay toda una secuencia también heredada de la estrategia madre, pero siempre estaré a favor de un replanteamiento local.

Ahora, si pasamos al producto hay otro tema. Entre la gente que conozco (aún no tengo datos de ventas y/o impacto publicitario) soy de las pocas a las que les gusta. El más arriesgado me dijo “esto a sabe a dextrosa” :S Mi limitada muestra no me permite generalizar, pero si no tenemos de publicidad y de producto…. No sé.

Como siempre digo: veremos pes

domingo, septiembre 14, 2008

Yo ¿bloggeo?

A propósito del Blogday volví a escribir (otra vez). Me lo había puesto como "tarea". Digo, si fui a curiosear las presentaciones y la fiesta, había que justificar un poquito ¿cierto? Claro que tampoco pude publicar mis 5 recomendados porque no leo tantos (paciencia, poco a poco)

A decir verdad, soy más “twittera” que “bloggera” (más exactamente me definiría como persona con blog), por una cuestión de tiempo (y también de inspiración), pero pienso que hay que poner un poco más de nuestra parte. Si te vas a involucrar en algo, creo yo, debes hacerlo completa.

Entonces, buscando un tema, me puse a pensar en los inicios. Como esa afición casi enfermiza que tengo de darle vueltas a las cosas y ponerme a "enrollar"o "hilvanar" (tal vez en algunos momentos "bordar") los recuerdos de los orígenes y redactar cual enciclopedia infantil "el porqué de las cosas".

¿Cuándo empecé a escribir blogs? 2004. Oh margot, han pasado cuatro años!!! Pero claro, este es el segundo de tres. El primero que nació y murió. Este que nació para quedarse, y el último que nació para reemplazar al muerto, pero que fue abortado en el post número 1 (era muy rosadito).

¿Cómo nació el blog? Un amigo en las Europas me mostró su “descubrimiento” y me invitó a leer el suyo (y el de su novia de entonces). Ambos blogs ahora ya no existen :(

Por esas épocas andaba (más) enojada con el mundo (que ahora) y abrí mi primer blog de quejas para el único lector que me comentaba. Era feliz con eso. Me parecía riquísimo escribir sobre lo que me viniera en gana. Luego aparecieron más lectores (todos desconocidos en "real") y era también divertido.

Sin embargo, las personas con blog (entonces el término "blogger" no se usaba) que conocí por esas épocas me generaron dudas con respecto a la actividad: algunas incluso no salian de casa porque "tenían" que publicar.

La idea de tener un blog para mí era bacán al hacerlo de una manera libre, por puro gusto. Pensar en horas fijas a invertir en escribir (cosa que aún tomo como hobbie) lo convertía en chamba (u obligación) y tal vez ya no me acomodaría tan bien (y esperaría que me paguen, por supuesto).

Me asustó la idea de dedicar horas (fijas) de la vida para escribir lo que vives y sientes (en mi caso), sin notar que así le "robabas" oportunidades para vivir y sentir. Luego asumí que no necesariamente tendría que existir anulación entre una cosa y la otra; pero igual cerré ese blog.

Meses después, en una época feliz abrí este espacio y lo convertí en el “oficial”, se lo presenté a mis amigos "reales" y Oh decepción! muchos de ellos no le encuentran el gusto a los blogs (con todo derecho) y ni siquiera me leen (ni a mi, ni a ninguno). Entonces, para esta ocasión también se contó con los amigos nuevos.

A lo largo de estos años he visto formarse algunos “grupitos” de bloggers y me parece super bien, a pesar de que algunos hablen de argollas y/o “blog marginales”. A fin de cuentas, así funciona la sociedad. Todos somos parte de un "algo" más grande que nosotros solos, y todos somos marginales frente a alguien, algo o algún tema. No me parece que habría que estresarse con ello.

¿Por qué nació el blog? El primero era 100% terapéutico y este es por pura diversión (doh! eso también es terapéutico). En ambos casos (como si fueran distintos) lo disfruto mucho.

En esta segunda temporada entendí como a veces uno se llega a envolver con las cosas que uno quiere decir o contar. Empecé a robarle horas a la chamba, a veces al sueño. Me envicié. Seguro porque en este blog me siento más yo, con nombre y apellido (si claro, también con foto).

Y ahora ¿A quién le importa el blog? Como les decía a algunos bloggers en el after party del blogday. Lo mío es un blog personal que solo lee “mi papá, mi mamá y mi perro”. Lo cierto es que lo escribo para mí. Solo me lee uno de mis hermanos, mi perro murió hace 3 años y el otro (hermano) no sabe de “blogs”, “bloggers”, “blogósferas”, “blogdays” u “ombloggismos” (ni de sus – no siempre tan- dignos representantes).

Los que siempre siguen enganchados son mis fieles lectores extranjeros que hasta reclaman sus actualizaciones, cual ama de casa fan de la novela, por pura chismografía (igual los quiero - no van a negar que se divierten); y también algunos amigos de los últimos años.

¿Sobre qué bloggeo? Generalmente hablo de cosas mías (en tanto me suceden, las veo o las siento cercanas). Cosas que me pasan (o pasaron), algunas anécdotas interesantes de otros, de algunas cosas que me inspiran (publicidad, medios de comunicación, alguna cuestión social y algunas situaciones emocionales comunes).

Por eso a veces me resulta difícil decidir qué publico y que no. Sobretodo bajo el cargo de sentirme expuesta (y oh si que se que es un peligro tener la vida publicada en Internet).

Lo mío no es temático ni monotemático, ando picando de todo un poco y no me siento a gusto viendo una sola cosa (ni siquiera de mí misma). Además, hay temas sobre los que otros hablan más y mejor, y otros temas de los que medio mundo habla pero no me interesan. En los primeros, simplemente prefiero comentar con mis opiniones los otros posts; y en los segundos, como si no existieran.

Pocas veces pienso en temas "vendedores" (para eso la oficina) o en una multitud de lectores (no es por ser ingrata con los que lo son, pero este no es un rollo "laboral - comercial"). Espero que los fieles lectores comprendan con paciencia que esto tiene su propio devenir. Hay que dejarlo/dejarme fluir.

¿Qué opino del boom de los blogs? Que es completamente válido. Que es un espacio donde todos podemos convivir sin problemas. Que tiene derecho a crecer y ser aprovechado, por los que se animen a hacerlo. Es un medio que (a diferencia de otros) está al alcance de todos (los que se interesen ligeremente por acceder) y por ello requiere mucha tolerancia en cuanto a temáticas y puntos de vista; y sobre todo respeto.

Que existe el derecho de establecer rankings y de tener registros de número de lectores y estadísticas. No hay nada criticable en ello. Si no te gusta (un blog) no lo lees y fin de la historia. Así como elegimos escribir, elegimos leer y allí queda todo. Es el rollo de cada uno.

No estoy de acuerdo con las agresiones y las críticas malintencionadas (sobre todo cuando van dirigidas a las personas que escriben y no a lo que escriben). Podría comprenderlas, pero no las avalo. Si te parece que tienes algo qué decir en contra de algo, lo dices claro y sin mala leche.

No hay "buenos" o "malos", "mejores" o "peores". A lo mucho "más leídos" y "no tan leidos", o "premiados" y "no premiados" y eso no marca la diferencia, a menos que te encuentres promocionando tu blog como producto, cosa que no tampoco es criticable para nada. El que quiera tiene derecho-

Lo que si me parece es que hay que ser completamente coherente con lo que uno hace. Traduciendo en "lady" a el chepis "no se puede morder la mano que te da de comer". Ser blogger implica un compromiso, primero con uno mismo y luego con sus lectores (que oh sorpresa! son 97% otros bloggers).

He posteado.

link: La habitación de Henry Spencer
link: Mil horas
link: El chepis
link: Peregrino

martes, septiembre 09, 2008

Esta es para que lo disfrutes…

El fin de semana me fui a “Tangamandapio” (el pueblito de las alturas) a conocer “la casa de la pradera” y a celebrar el día “principal” del pueblo.

La casita me sorprendió gratamente. La visita que al principio me generaba miedo y preocupación por “¿cómo vamos a reconstruir todo eso?” me dejó bastante aliviada. Con una combinación entre rústica y kitsch terminó bastante acogedora. Linda a decir verdad (contra mi propia incredulidad inclusive).

Pero esa no fue la única sorpresa del viaje. Dos castillos, dos, a la medianoche y un reencuentro de viejos amigos de infancia.

Las chelas de siempre, la música de siempre (a la que ya había ido acondicionada mentalmente, por no ser parte de la costumbre) y la gente de siempre. Es como los reencuentros de promo. Sabes cómo va a estar todo, sabes a quiénes vas a ver y obviamente esperas verlos. Los recuerdos siempre se remueven (sobre todo ahora último que pienso mucho en la gente que ya no está).

De pronto nuevamente se detuvo el tiempo. Como si todos tuviéramos 17 años otra vez, con las bromas de siempre. Cero responsabilidad, porque el 8 de setiembre es feriado!!! (desde que tenemos uso de razón).

Hasta que… oh ampay! Un besito fuera de lo común. Como buena niña discreta lo dejé pasar al archivo del registro visual, pero igual no entendía (y como buena curiosa también quería entender).


Dentro de las no pocas chelas que llevaba encima recuerdo que desaparecieron y luego reaparecieron de la manito. Ante algunas miradas “ampayosas” de los “adultos”. Pueblo chico infierno grande, no se dice sin razón.

Todo tenía una explicación. Es que… ¿cómo se supone que reacciona una cuando alguien que conoces hace veinte años, te dice de buenas a primeras que siempre le gustaste? O que esperaba todos los 8 de setiembre (como el 19 de noviembre de Carlos Vives) para verte, y que no se animaba a decirte nada más porque te veía lejana y distante.

De hecho, la cursilería no va conmigo. Me costó un poco acostumbrarme al exceso de azúcar. Es que prefiero el edulcorante. Algo que te deje buen sabor, pero que no te empalague; y por supuesto, bajo en calorías. Claro que como mujercita, hay detalles a los que siempre permaneceré sensible.

Es que algo así toca hasta a la menos vulnerable!!! Desde mi humilde opinión, solo por el hecho de tomarse el trabajo de pronunciar un floro así, ya merece su beso. Solo el tiempo validará o invalidará aquel speech, pero como sea, es lo más dulce que he escuchado jamás. Eso pasa solo en las películas (las yankees con final feliz e imaginario). Y creo que es de lo más halagador que existe. Te apoyo, hermana!

Claro que (allí viene el pero antipático), también creo que algo así debió pasar en una etapa más adolescente. A estas alturas, las cosas podrían verse más serias. Con un background así, no le entras a jugar pes. Yo no habría tenido una idea clara de qué decir. Por un lado me alegro mucho por los dos e imagino que encontrarán la manera de acomodarse si es que les toca estar juntos.

Como sea, una cosa de esas te arma la semana sin roche (habla la envidia, de la buena, pero envidia al fin y al cabo) y no se tú, pero yo andaría pisando huevos, solo por el hecho de disfrutarlo un rato. Provecho!!!

jueves, septiembre 04, 2008

Me encontré, me encontré!!!

Es que me anduve buscando con cierto cargo de conciencia. Este año, a diferencia del anterior, no asistí a todos los entrenamientos, no corri N vueltas al pentágono por las noches, no hice dieta, y ni siquiera pude eliminar el alcohol completamente de mi existencia (incluso - y especialmente- la última semana).

No pues... la señorita se operó en mayo y dejó el gym por casi dos meses (tres semanas dijo el médico - ese....). Se fue de viaje (8 aviones al hilo) y como es costumbre aplicó su turismo favorito: el culinario (acompañado de sus vinitos más, obviamente). No contenta con eso, se escapó de su clienta favorita para ir al Blogday (solo a curiosear) y se pegó EL dancing de los últimos meses (gracias chicos!).

Sábado mediodía, chateando en pijama. Deshidratada con roche, me acosté, me levanté, me volví a acostar y me volví a levantar. Me hice un tiempo para ver "Bailando..." (si, si, yo confieso - además me he vuelto fanática del Latin Américan Idol - no te avergüences de mi pe' varon, pasa en las mejores familias).

Como era de esperarse, el domingo me levante tarde, pero no llegué al Parque Kennedy con tanto retraso como imaginé. Luego de las foticos de ley, cortesía del buen Panchus, corrí.


Crucé la alfombre y empecé el recorrido. Andaba desconfiada, temerosa y un poco aturdida por la cantidad de gente que corria en bloque y no me dejaba pasar.

En los primeros 3k moría de sed y empecé a latigarme por la juerga del viernes "Caraaaacho, pa eso chupas". Llegó el Gatorade "Oh alivio! Creo que si llegamos a los 5k". Efectivamente, pise la alfombra entrando al Malecón (allá por mi sitio favorito) 30 minutos después de inciada la carrera. "Igual que el año pasado, me puedo ir a mi casa en paz" pero de puro curiosa intenté probar cuánto más podía resistir.

Kilómetro 7: "Bueno, desde dónde será más cerca llegar a mi casa?" me preguntaba hasta que llegó el segundo Gatorade y dije "se puede un poquito más". Presa del calor sofocante encontré una simpática manguerita sobre el puente villena y "Oh si, Romy tenía que ducharse. Fucking sol"

Llegando a Larcomar a idea de regresar caminado a la meta era más intensa, por Larco, naturalmente; pero me dio roche voltear y seguí de largo. Del resto tengo recuerdos difusos. "Ya se acaba, Ya se acaba" Nunca me di cuenta cuándo pasé el Km 8, cuando alguien gritó "Sólo falta 1k". Igual que el año pasado "Si ya llegamos hasta aquí, no nos vamos a parar"

Conté las cuadras, conté los pasos. "Por Dios! He caminado estas calles millones de veces, puedo correrlas una vez más" Y llegué!!! "Ufff, por lo menos."


El lunes me dolía todo. Gym? No hay forma!!! Y el bichito de la curiosidad me seguí picando. Cómo habré salido? Seguro hasta el perno!!! Estaba bastante ansiosa a decir verdad, sabe Dios por qué.

Hasta que Analía me hizo intentar ingresar mis dos apellidos en la dichosa página y "Sorpresa, sorpresa": APARECÍ.


Casi igual que el año pasado, así que ya podía dormir en paz. Ya me había encontrado :)

lunes, septiembre 01, 2008

Esclava de palabras liberada en silencio

Cuando era pequeña, mi madre solía decir entre otras cosas que “uno es dueño de lo que calla y preso de lo que dice”. En medio de mi rebeldía adolescente y mis inclinaciones de juventud a soltar la verdad irreverente, debo decir que no lo entendí entonces.

Hoy en particular, pensaba en todas las cosas que dije y debí callar... y en lo que callé y debí decir.


Pensaba en todas esas lanzas certeras que convirtieron mis buenas intenciones en campos de batalla y sufrimiento, por las que ahora callo ante la incapacidad de mis disculpas para borrar tus lágrimas, tu decepción y tus reclamos, y espero recuperar en silencio tu confianza para que creas de verdad que soy la buena chica que decía ser.

Recordaba una serie de despedidas suprimidas por exceso de dignidad. Esas palabras no dichas de manera directa y lapidaria en su momento (así los destinatari@s no las comprendieran, incluso ahora). Pensaba a la distancia “nada era tan complicado que no se pudiera solucionar con una buena dosis de ubicaína”, pero que oh! por esa tendencia a ser tan lady (que a veces se me escapa de las manos) no pude suministrar.

Retumbaba en mi cabeza la frase fulminante de una amiga cercana: “no seas caldo de cultivo”. Y se diluían ante mis ojos las imágenes de varias fotografías que tomé sola en varios lugares a una media hora de aquí. Aparecieron también los personajes: una conversa en aquella calle reconstruida luego de un ataque terrorista, un lente anónimo, una historia de blog (y bloggers) y un divo en auto de lujo.

Pensaba en el otro blog, en las épocas en las que me escudaba en una identidad anónima para gritarles, llorarlos, insultarlos y gruñirles todas aquellas cosas que por pura cobardía no pude decirles a la cara. Hoy sencillamente digo “bye”.

Recordaba un post que escribieron para mí con muy buenos deseos y una gran lección de vida, pero también la frase con la que lo agradecí hace un año atrás y que hoy se convierte en mi tortura (y me latiga con furia). Y sentencio “oh no! (auch) No debí escribirlo” Es que uno no sabe de que lado le toca jugar la próxima partida, y olvida que toda victoria trae una derrota (y viceversa).

Por el otro lado, quisiera haberte dicho más veces que cuentas conmigo (aunque creo que siempre lo demostré) Que se te acostumbraste a la mujer fuerte, que se que es eso lo que esperas de mi. Que siempre seré la que contesta el teléfono y estará dispuesta a escucharte por horas, para aconsejarte o para solidarizarse contigo y decir junto a ti que “todos son unos inútiles”. Decirte que te quiero, que se que te voy a extrañar y que no quiero que te vayas, pero que no me puedo derrumbar ante tus demandas.

Decirte a ti, otro tú, que tengo nostalgia, que quiero retroceder la historia y volver a jugar alrededor de esa piscina que ya no existe. Que quiero verte bien, como el galán de siempre. Que haré todo lo posible para cuidarte, protegerte y abrazarte, así como lo hiciste conmigo tiempo atrás. Porque ahora es mi turno de hacerlo.

Decirles a todos ustedes que como el tiempo me hizo entender que mi madre tenía razón, callé casi un mes y por eso hoy les digo sin decir (con el riesgo de que no hayan entendido ni una sola línea).

viernes, julio 25, 2008

Feliz 28!!!

Aunque en este caso se felicitan los 28 julios.

Por alguna extraña razón, estuve esperando con mucha expectativa el último cumpleaños, que curiosamente pasó completamente distinto a todos los otros. Trabajé el día completo y no hubo una mayor celebración; y por esas jugadas del destino, todas las "celebraciones" no coincidieron con el día exacto.

El sábado, entre la llegada de Cajamarca y la salida a Trujillo, salí a almorzar con los chicos del guetto y algunos amigos más. El almuerzo organizado por la gentita conectosa fue el martes, ya que reunía también a otros dos cumpleañeros. Entre tanto jaleo, tampoco tenía ánimo para una celebración muy grande y prolongada. Además que tampoco contaba con un viernes o sábado propicio para ello.

El día estuvo lleno de detalles... desde HCH que me llevó sin querer (o planear) desde la puerta de mi casa hasta la oficina cuando necesitaba un urgente "aventón" para no llegar retrasada a la reunión que teníamos programada con él a las 9am, la super engreída en el corte y café a la hora del almuerzo (en la que hubo cualquier cosa, menos almuerzo) y la sensación del cambio de look.

Pero el detalle maestro se lo llevaron Rubiani y Eduardo que me enviaron una cajita de rosas a la oficina. Sencillas, discretas, sin tanto "barullo" y principalmente por ello preciosas y significativas.

Estuve piña con el teléfono. No pude contestar las llamadas de la Jara, Pili, Karen, la tía Rebecca. O estaba en la ducha, en reunión, o en la pelu con las uñas recién pintadas. Sorry :S

La noche terminó con una reuna de nenas solteras que resultó de lo más divertida e instructiva. Fue una idea interesante, juntar a cuatro amigas mías que nunca se habían visto la una a la otra, pero que de hecho tenían mucho en común (además de mi amistad incondicional, por supuesto).

Finalmente, el glorioso día libre que fue aprovechado para dormir todo el día, alistar la maleta y ultimar detalles para el viaje de fiestas patrias.

Sencillamente... riquísimo. Gracias a todos.

martes, julio 22, 2008

Queja Nº 2

Alguien me puede decir ¿Qué se fumó esta pobre mujer?



Osea:

1.- Por qué se toma una foto tan fea (y vulgar por cierto)
2.- ¿Encima de un caballo?
3.- ¿Casi poniendo la cola sobre el escudo nacional?

No creo que esta señorita haya tenido intenciones de ofender símbolos patrios, pero el producto deja mucho que desear. Ni siquiera me parece sexy. Hay mejores formas, mucho mejor trabajadas para hacer un desnudo con una bandera (y si quisieras, con un caballo). Es más, he visto mejores fotos suyas en internet (calata y con ropa interior)

El poco criterio y el mal gusto es lo que ofende.

Encima esta señorita se encuentra demasiado taipá ("gusto peruano") para hacer una foto de esta naturaleza que resulte agradable. Para desnudos, las regias; si no cualquier hija de vecina podría hacerlas y no pues. Las que pueden pueden, las que no aplauden. Es una simple cuestión de ubicación.

jueves, julio 17, 2008

La protesta desde Cajamarca

¡¿Por qué discriminan a las tiendas de Miraflores?!


Por eso no me pude inscribir antes de viajar... Espero tener suerte el sábado. En las pocas horas que tendré... grrr

sábado, junio 28, 2008

¿Qué pasó después de las cumbres?

De todo.

De acuerdo a mis planes, descansé todo el fin de semana luego de mi operación. Desde mi camita (lap top y tv) pude seguir con cierto afán lo que sucedía en el AL-CUE “mientras descansaba”. Me dio bastante gusto que la dichosa cumbre saliera bastante bien, en varios sentidos, aunque con el lamentable accidente de la policía femenina. De alguna manera, sentí que las molestias previas valieron la pena. Bien por eso.

El sábado siguiente me quitaron el parche que tenía en a nariz y el domingo me sentía lo suficientemente bien como para volver a mi rutina (clases y chamba por lo menos, gym not yet).

El lunes 19 volví a la chamba, con ganas de conquistar el mundo. Tenía un par de proyectos que arrancaban esta semana, otros dos que están esperando el disparo de partida y un par de presentaciones. Había contado con el apoyo de Giselle, una de las lindas practicantes, durante el miércoles de mi operación, así que todo estaba encaminado.

La semana transcurrió según lo esperado. Cositas por coordinar aquí, capacitaciones allá, problemillas por resolver, informes que preparar. La nota emocionante la puso Pancho con un datazo para pasear por Fiestas Patrias.

El martes estuve un poco fastidiada porque me empezaron a molestar las plaquitas (casi imperceptibles a la vista) que habían dejado en mi naricita (como parte del proceso de recuperación) a los lados del tabique. Resulta que conforme bajaba la hinchazón y mi nariz adoptaba sus dimensiones habituales, las plaquitas empezaban a lastimar la parte interior.

Eso fue soportable martes y miércoles, incluso ese día ya parecía que la espera hasta el jueves (día programado para retirar las plaquitas) no costaría tanto. De pronto, e irónicamente mientras la Peches comentaba lo mejorada que me había visto durante el día, de pronto sentí que algo no estaba bien (como diría Tula “oops… problemas”) y mi nariz empezó a sangrar.

Lo que al principio me hizo pensar en que podría aprovechar el incidente para acelerar el retiro de las “benditas” plaquitas fue, además de ello, horas de sangrado que parecía controlado por momentos y que luego se volvía desbordante.

El episodio llevó a mis padres a la clínica, los biológicos y HCH, tuvo a Natalia como conductora de ambulancias alrededor del golf y a la Peches fungiendo de jefa de enfermeras como si se tratara de una locación. Nadie me quitará jamás el recuerdo de la Peches dirigiendo médicos y enfermeras mientras yo apenas y me podía reír porque tenía la nariz ocupada (si, si, solo yo me puedo reír en medio de ese tipo de situaciones).

En líneas generales el tema era tal como lo sospechaba: la plaquita lastimó internamente mi nariz. Lo que no sospechaba es que cuando se te revienta un vasito nasal puedes estar casi tres horas perdiendo sangre en una clínica. No puedo negar que después de la segunda hora ya me estaba empezando a asustar y, por qué no, a desesperar.

Pero...¿Por qué estuve tanto tiempo así? Pues… porque por alguna política médica un “artista” no puede tocar el trabajo de otro. Según me explicaron, más que por un tema de reconocimiento a la autoría intelectual, es porque cada cirujano recuerda dónde puso los puntos y dónde acomodó lo que tuvo que acomodar. Y bueno, mi pobre otorrino estaba también con una lesión post operatoria, por lo que le costó llegar en menos tiempo hasta emergencia de la clínica ese día.

Obviamente, de vuelta a la cama. Pasé la noche en la clínica y luego regresé a mi casa a descansar unos días más. ESOS SI fueron catastróficos. Producto de la cantidad de sangre que había perdido, me sentía más débil que nunca. Ya mi familia no estaba en casa porque ¡vale! ya no habían feriados. Y por supuesto, NADA estaba encaminado en la chamba porque no había previsto que no estaría esos días. Sin contar que estaba perdiendo 3 días del curso de inglés (ya había perdido uno el día de la operación y el límite de inasistencias es 5)

Procuré descansar, pero entre que llegar a mi almuerzo me costaba una eternidad y quería hacer las cosas que me tenían preocupada, eso no pudo ser. El día que me quitaron el segundo parche, me dijeron que podía dar una vuelta por la calle, me fui a una misa y terminé mareada.

Volví a la chamba más por deber que poder. Recuerdo que el primer día subía a la pajarera y me daban mareos. No pude controlar al 100% mis proyectos, pero me sentía acompañada. Producto de eso, luego hubieron más problemas de los esperados. Fines de semana completos trabajando. Asumiendo el nuevo cursito nocturno en el INEI. Cumpliendo con las justas con familia y amigos (hubo otro matrimonio infaltable). Lo cual me generó más estrés y todo se fue haciendo más grande como la caída de una bola de nieve.

El pico imagino que estuvo entre la semana pasada y ayer. Qué colapso!!!! Anduve de un humor terrible, un nudo espantoso en la parte baja del cuello y náuseas (ese es síntoma clarísimo de que las cosas no andan bien). Ergo, me quité a mi casa a una sesión ininterrumpida de 13 horas de sueño.

Hoy recién me puedo sentar a contar la historia, y no me refiero solo a digitarla en el teclado, sino también al hecho de poder organizar y verbalizar todas las cosas que estaban pasando por mi cabecita y mi corazoncito. Ahora me declaro oficialmente de regreso.

Todo esto me hace recordar que por coincidencia o lo que sea, Junio siempre es el peor mes del año. Haciendo memoria, los últimos 4 años el mes de Junio siempre fue difícil, por no decir espantoso.

Afortunadamente falta nada para Julio. Se activan varias cositas interesantes y empieza la cuenta regresiva para el ansiado cumpleaños número 28 ;).
Faltan 26 días….

jueves, mayo 15, 2008

¿Qué vivan las cumbres?

Nos encontrábamos preparando los planes de trabajo de Mayo… y bueno eso implicaba considerar días útiles–laborables para poder cumplir con todas nuestras entregas de resultados.

En medio de todas nuestras coordinaciones, escucho a una de mis compañeras decirle por teléfono a una consultora “¡Qué vivan las cumbres!”

Ah? Pensé yo. Hace un mes que me vengo quejando de lo insufrible que resulta todo esto para el ciudadano común: el que camina por la calle, toma un taxi, tiene que llegar en punto a su oficina o a su centro de estudios, que tiene que hacer las compras de la semana. ¿Y tú dices que vivan las cumbres? No pes.

Aunque pensándolo mejor...

Osea Sí
De hecho, todos sabemos que el ALC-UE es beneficioso para las relaciones políticas del país y reconocemos la cantidad de efectos colaterales que puede traer eso en economía, turismo, imagen, etc, etc. Además, que Lima sea la sede sienta precedentes para futuros eventos. Finalmente siempre hay una “primera vez”.

Obviamente, también tenemos los feriados, que algunos podremos tomar libres en nuestras casas (qué más haríamos, salvo salir de la ciudad o mejor del país) haciendo lo que mejor nos parezca.

Osea No
En vista de que como ciudad y como país no estamos acostumbrados ni preparados para tomar el papel de sede de un evento de esta naturaleza, nos vemos obligados a “maquillarnos” a último momento con un toque de cinco minutos

Aplicamos base, a través de pistas, veredas y ciclovías en las principales rutas de la ciudad Centro de Lima, Miraflores – San Isidro, y alrededores del aeropuerto. No creo que cerrar la Av Arequipa desde Angamos al parque Kennedy y algún tramo de Lince, junto a la Av. 28 de julio del centro de Lima y algunas cuadras de la Av. Javier Prado, entre otras vías principales, en simultáneo sea una buena idea o forme parte de un plan estratégico de desarrollo vial a largo plazo.

Nunca en la vida me había demorado del Británico a mi oficina o del Británico a mi casa más de 10 minutos en combi (a veces menos por la hora). Hoy me toma 30 y me veo en la obligación de tomar rutas alternas. En la noche, saliendo del gimnasio es poco o más insufrible. No saben qué maravilloso se sintió el lunes 12 que reabrieron parte de la Av. Arequipa, era como la puerta a la tierra prometida.

El día del concierto de Marc Anthony fue terrible también. Solo pude ingresar en auto hasta el parque de la reserva, cosa que no sucedió en el concierto de Soda Stereo. Ni qué decir del día del concierto de Bosé, en el que toda la ciudad estaba embotellada por todos lados (teníamos un clásico, un concierto, fin de mes y el inicio de un fin de semana largo ¿algo más?)

Todo este jaleo me hizo recordar como mi madre se afana en que mi casa luzca inmaculada (cuando su estado habitual es un nada mal “acogedor”) solo porque va a recibir a sus amigas de colegio o a toda la familia. Ese rasgo de anti-naturalidad me estresa. Finalmente si tu casa es inmaculada el 95% del tiempo ok, pero si está siempre al 60% no puedes pretender incrementar 35 puntos porcentuales en una limpieza profunda seis horas antes.

Por otro lado, los feriados siempre los tendremos que recuperar, en sector público o privado, yo con las horas extras acumuladas y mis “muchachos” (todos empleados del sector público) con horas de recuperación.

Me hubiera ido del país (a conocer las Argentinas) de no ser porque pude concretar la programación de mi cirugía a la naríz (septoplastía que no es lo mismo que rinoplastía) que venía postergando desde el año pasado.

Osea No (extras)
Otras cositas que no había pensado, y que vinieron a mi agenda mental por cortesía de mis compañeritas del gimnasio fue cuando escuché decir a una de ellas mientras me duchaba: “yo solo espero que no hayan atentados” (por cierto, hace tiempo que no escuchaba conversaciones en el baño del gym).

Podríamos pensar en aquellos detenidos, el libanés y el peruano, que se encontraban tomando fotografías en las inmediaciones de nuestro querido y muy mal ubicado aeropuerto Jorge Chávez. Tal vez también en cómo hace algunos meses los policías no contaban con los uniformes adecuados para el cumplimiento de su labores o las donaciones de camionetas y equipos para contribuir con la seguridad ciudadana de empresas e instituciones que vienen con su doble intención. Y solo nos queda cruzar los dedos para que todo el esfuerzo (aunque fuera de ultimo momento) no haya sido en vano.

Otra cosa que escuché (también en el baño del gimnasio) y que me causó demasiada indignación fue cómo la dueña de un negocio se quejaba de que, si los feriados hubieran sido no laborables como se pensaba en un principio, habría tenido que pagarle a sus “chicas” esos dos días sin que hubieran producido. Socorro!!! Eso ya fue demasiado estrecho, finalmente todos los trabajadores deben tener derechos laborales y si cae feriado total, pues el empleador asume y punto. Ya lo otro me parece demasiado pesetero.

No debemos olvidar
La pintoresca anti-cumbre que nos traerá esta noche un “ameno” partido de fútbol entre el equipo boliviano, encabezado por Evo Morales y con el apoyo de Maradona, versus las “estrellas” de México 70, arbitrado por Silvia Reyes en la UNI. ¿Soy la única que dice plop? No creo.

Lo bueno es que hay hartas actividades culturales en miraflores para este fin, que yo no podré disfrutar debido a mi reposo médico de cinco días

En conclusión… no sé si diría con tanto fervor ¡Qué vivan las cumbres!

martes, mayo 06, 2008

No, no es que sólo me interese lo comercial

Solo que seis videos en un solo post bordea la categoría de exceso. Ahora incluyo los spots ganadores sobre temas sociales.

AMNISTIA - FIRMAS


AMNISTIA - PETICIONES


EL TABACO NO SIEMPRE TE MATA


Ahora si pes ¿cómo les queda el resto del día?

martes, abril 29, 2008

El león rojo me vuelve a llamar

Hace días que estoy con ganas de ir al cine. La semana pasada no encontré con quién ir. Suele pasar que hay cruces horarios con algunos amig@s. Si no es la chamba, son las maestrías, l@s novi@s, cumpleaños, otros compromisos sociales, etc.

El sábado estuve más cerca de cumplir mi cometido. Ya me había resignado a ir sola, a pesar de que tenía la intención de no hacer sola, las cosas que podría hacer acompañada. Mi exceso de independencia, generada más por circunstancia que por determinación, ya me estaba llevando a extremos. Es que uno no debe hacer el 90% de las cosas sola.

Fui a la oficna en la tarde y pensé quedarme hasta las 7pm. Afortunadamente terminé mi pendiente a las 5pm y tenía practicamente la tarde del libre; sin embargo no encontré función de la peli que quería y terminé en kasatomada....

Ayer lo volví a intentar. Casi me pareció que iría con Soraya... hasta que me plantó pocos minutos antes de la hora de salida. Entonces decidí quedarmen unos minutos más en la oficina.

Salí a las 7:30 y me fui al Alcazar. Esperaba encontrar función para "P.D. Te amo". Aunque si hubiera estado en cartelera veía Cloverfield (se me ha despertado el gusto por las "destrucciones" cinematográficas)

Menuda fue mi sorpresa cuando vi varias caras conocidas de chambas anteriores y algunos de mis clientes (de los cuáles -muy mala yo- no recordaba el nombre). Es común que uno vea gente conocida en el cine ¿pero todos relacionados con la chamba?

Hasta que me topé con el cartelito rojo (que había visto el sábado y no había recibido mucho de mi atención) que le dio una explicación a todo: Era la presentación de los ganadores del Cannes Lions 2007.

En ese momento agradecí estar sola (y que hubieran entradas disponibles) bueno pues, como no podía desairar al destino ni al león rojo, entré.

Comparto con ustedes mis piezas (publicitarias) favoritas del reel que nos presentaron ayer.

SHARAPOVA NIKE


IMPULSE - ROMANTICISMO


AXE - CHOQUES (por que el sexo siempre vende)


MAC VS. PC




miércoles, abril 23, 2008

Ni tan malévola…

En los últimos días algunas personas cercanas, tanto de la chamba como de mi corazoncito, se han empeñado en llamarme “mala”. En una de las numerosas ocasiones amenacé con aparecerme a la tercera mención (cual beetlejuice ¿recuerdan?), pero luego no me dejaron.

Hoy fue el colmo! En medio del entrenamiento para mi “master en refrescos” me llegaron unos correos en los que me llamaron “maligna” (Plop! Esa es nueva).

Mi respuesta recurrente ante ello, que he repetido como salmo en lo últimos días, ha sido “podrás llamarme mala, maldita, tal vez cretina, pero nunca mentirosa” lo cual, valga la redundancia, es verdad.


Y aunque en ocasiones puedo parecer demasiado “sincera” generalmente soy justa. “Al César lo que es del César”, sin degenerar en eso del César jr, ja!

Eso me hizo recordar que me debía (dentro de las cosas que quería hacer desde hace algún tiempo) hacer un publicherry (no solicitado, naturalmente, sobretodo porque NO lo necesitan - digamos que el "anunciante" no utiliza las "relaciones públicas" conmigo).

Resulta que debido a mi completa desconexión con el mundo exterior a través de otro canal que no sea Internet o algún “research” interesante que llegue a mis manos en la oficina, no suelo enterarme en “tiempo real” de la “cartelera” de noticias. Por ello, hace un par de años ya, gracias a la cortesía del Ocram tengo versiones “para dummies” (y para no tan dummies) de lo realmente importante que sucede mientras chambeo o, peor aún, mientras duermo (a veces días enteros).

Hace poco más de un mes, mi queridísimo emprendió una nueva aventura, que hoy me sorprendió gratamente. Definitivamente, hace unas horas se lució con lo que yo llamo “morder la mano que te dio de comer”, pero ni modo, así es la vida, a veces pasa, y esto es lo mejor que le he visto en su nueva temporada.




Aunque les he colgado el videíto, los invito a visitar su utero.tv que tiene un poco más de todo, para todos.

jueves, abril 17, 2008

Es oficial: Se acabó el verano

El símbolo de tal acontecimiento está marcado, casi todos los años, por el regreso a la indumentaria de jeans. Me cuesta un poco dejar faldones, capris, y sobretodo sandalias y slaps. En fin...

El cambio de estación me enfrenta también a un primer balance de propósitos, que si bien no está al 100% en general, ha tenido un avance lo suficientemente significativo como para preservar mi tranquilidad


En carrera

  • De las 117 horas extras acumuladas, hoy quedan 37. Lo cual es un progreso espectacular. De hecho imagino que se deben haber generado unas tantas entre febrero y marzo, pero nada tan excesivo como mi cifra incial. Tarea cumplida!!!

  • Volví al inglés, y espero cogerlo de corrido hasta fin de año. We will walk.

  • Algunos de los ítems considerados en el “cambio de look” han ido avanzando, yo diría que vamos al 30%... nada mal.

  • El volante…. Me falta una semana para resolverlo. El tema me resultó más complicado de lo que pensé. Mi primer examen fue un desastre total gracias al pánico escénico que me invadió. En el segundo me distraje por un par de tonteras y espero que la tercera sea la vencida :S

En la banca

  • La malevojato quedó postergada un par de meses por motivos de cambios de contexto, pero es un tema que se volverá a replantear en julio.

  • La tesis está aún en blanco. El verano no fue el mejor momento, pero igual… ya es tiempo.

  • Tengo que ponerle punche al asunto laboral, hay dos temas aún pendientes por resolver. Qué problema es perderse en el día a día y no darle espacio a lo importante por atender lo urgente.

Los adicionales

  • Freddy me dejó pendiente una simpática búsqueda que trajo Juegos! Sorpresas! Novedades! Y que de verdad anda tan interesante como divertida. No podría calificar avances en porcentajes (sorry, esto se ha vuelto una muletilla), pero si lo vemos en cualitativo creo que ha tenido su relevancia y diferencial.

Finalizado el recuento, puedo proceder a acostarme en mi camita porque mañana me tengo que levantar tempranito y me espera un fin con un montón de pendientes (personales, sociales y laborales), así que espero que este domingo no sea tan aburrido como el anterior.

domingo, abril 13, 2008

¿Por qué existen los domingos?

Los domingos me resultan particularmente aburridos.


Ahora que hago memoria, creo que los odié toda mi vida, salvo contadas épocas de honrosas excepciones. Las malas que recuerdo de la infancia traen a mi mente sendos esfuerzos por convencer a mis viejos antes del desayuno para hacer algo interesante durante el día, lo que algunas horas después terminaba con regresar temprano de la casa de la tía (y los primos) que nos acogía ese día porque al día siguiente había que ir al colegio.

Hoy por hoy no tengo que convencer a mis padres, por lo menos no para que me lleven o me den permiso para ir a ningún sitio; pero se mantiene la constante de buscar compañía para hacer algo interesante. En los casos que no se encuentra la historia es más o menos similar.

Generalmente paso toda la mañana dormida, la mayoría de veces recuperándome de la juerga de la noche anterior. El gym es un opcional: si no salí la noche anterior voy temprano, si queda algo de energía después de la juerga lo visito al mediodía, de lo contrario nos vamos de largo hasta el almuerzo.

El domingo ES el día del almuerzo familiar. Los horarios confluyen a las 2:30pm y nos sentamos los cinco (papás, hermanos y yo) a degustar lo que el destino nos haya deparado. A veces hay sorpresas suculentas, otras más bien resaltan por su sencillez, que en algunos casos llegan a la simplicidad extrema.

La comida me marca demasiado (no solo en los rollitos). No lo puedo evitar. Un buen desayuno, un buen almuerzo, un buen dulcecito de media tarde, una cena maravillosa, un buen vino, definitivamente influyen en mi estado de ánimo en lo que quede de tiempo hasta la siguiente comida / bebida.

Eso me predispone a la consabida conversación familiar post-almuerzo. Los tópicos son cuatro o cinco que se alternan y combinan a lo largo de las semanas. Unos me resultan en extremo incómodos y el resto bastante tolerables. Afortunadamente en ocasiones van matizados de las bromas de papá o de alguno de mis hermanos. Mamá no hace bromas, es la única que no incluye las ironías en su sentido del humor. Ni modo.

Luego la larga tarde. Una interminable lista de “deberías” que se me pierden en la lap top. Buscando tal vez alguna info divertida en Internet, algunas descargas de canciones para la colección o el brainstorming para algunos post (muchos de ellos no ven el click de “post” sino hasta muchas semanas después), chatear con algunos amigos, ordenar mentalmente pendientes (laborales, sociales, personales) para la semana. Pero no me siento nada productiva.

De hecho tener el escritorio tan cerca de la cama (y es que cuando digo tan cerca, es REALMENTE tan cerca) es una invitación permanente a regresar a los brazos de Morfeo.

Allí viene el producto de mi frustración. No quiero hacer nada, pero siento que debo. Aunque por otro lado estoy demasiado desconectada como para hacer algo realmente significativo. En cierta forma la presión de “el informe es para mañana” por lo menos me da el push inicial para arrancar y luego de 20 minutos nadie me para. Solo que… cómo cuesta calentar esos VEINTE minutos!!!!

Así llego a casi las 7 u 8pm en la que, tal vez por la noche, me inspiro un poco más y puedo aunque sea articular algún pensamiento coherente. Sin embargo, para entonces ya no me queda nada de domingo. Entonces ¿por qué no lo desaparecemos?

Por cierto el hallazgo de hoy fue el baile del "chiki chiki". Si quieren más info chequeen telúrica. Dios nos guarde para que esto no llegue a discotecas y matrimonios como el pegajoso “Claro que te clavo la sombrilla”




P.D.: ¿Ven? Después de 20 minutos ya puedo articular algo… aunque sea.
Keep running

Hace unos minutos alguien me preguntó ¿Cómo estás? ¿Aún te veo corriendo en tu blog? Mi respuesta fue "En realidad si, me inscribí para otra carrera"

Y se me ocurrió que podía ser algo "posteable", considerando que no escribo hace más de un mes. Probablemente no es la mejor manera de retomar el posteo después de tanta inactividad, o tal vez si. Finalmente es por una buena causa.

Por quinto año consecutivo, la Fundación Belcorp en el marco de sus actividades para impulsar el desarrollo integral de la mujer organiza la V Maratón por las mujeres, cuyos fondos ayudarán a sostener los programas de desarrollo para mujeres y niñas de bajos recursos en el Perú.

Me inscribí el sábado, cuesta 20 lukitas y es un buen pretexto para pasar un buen rato. Son 5km, que se dejan correr (o si prefieres caminar).

Como diría Candy "si me buscas tú a mi, me podrás encontrar"

P.D.: Gracias Kikexx
P.D. 2: Sorry por la presentación institucional de la fundación, es un tic heredado del pasado.

martes, marzo 04, 2008

Anécdota 2 ¿Buscando a Romy?

El martes recién pude sentarme, prender mi lap top y revisar un poco como se habían movido las cosas por el mundo durante mi reposo. Léase, ver los correos de la chamba, los personales, dar un vistazo a los diarios y a uno que otro blog informativo.

En mi bandeja personal encontré un correo de Pancho que me decía "¿Has visto tu foto en El Comercio? Revisa la página A15"

Ni corta, ni perezosa llegué a la edición impresa colgada en Internet de ese día del decano de la prensa nacional. Me intrigaba en sobre manera por qué motivo, razón o circunstancia había podido salir en El Comercio.


¿Qué habré hecho? - me preguntaba
¿Dónde me habrán encontrado?
Seguro es un ampay!
No! El Comercio no hace ampays.
Seguro alguien me hizo una broma y me puso al costado de las oraciones a San Judas Tadeo.

Mil incógnitas pasaron por mi mente.

Encontré esto:

Aaaaahhhhhhhhhhhhhh.....
Ahora el asunto tenía más sentido.
Obviamente emprendí la travesía de ubicarme, me causó gracia y me olvidé del asunto.

Sin embargo...

El día viernes uno de los practicantes de la chamba me dice en la puerta a la hora de salida "He dejado en tu escritorio un regalito"

Caray! Qué ganas tiene el mundo de jugar a las incógnitas. Subí corriendo a la pajarera y encontré la foto recortadita sobre mi escritorio con la infaltable promoción previa a todos mis compañeritos de carpeta.

Y todos empezaron a jugar "Buscando a Romy".
Bueno... así es la pajarera ¿qué le vamos a hacer?. Dejé la foto en mi corcho y me quité a la celebración del Aniversario Conectoso.

Pero ayer, la presencia de la fotito llegó a categoría bochorno: Todas las personas que se reunieron conmigo en mi oficina por alguna razón empezaban con el rollo:
Ah! Corriste la 10K de Nike
A ver, a ver... déjame encontrarte
El "jueguito" tenía éxito.

Pero cuando llegamos a cinco personas tomé la sabia decisión de llevarme el recorte a mi casa. Plooooop! No pues! Dónde esta la seriedad en el centro laboral!!! (En realidad me abochorné... jaja)

Así que se los dejo por si ustedes quieren jugar y espero no sentirme tan abochornada. Después de todo... no espero seriedad en mi blog (ni en mi chamba tampoco, pero ya ustedes saben cómo me pongo)

Anécdota 1: Esperando en la clínica

Miércoles 8pm. Estaba en la clínica, esperando que el doctor me hiciera el chequeo respectivo en la espalda después del reposo y las inyecciones de lunes y martes. Llevaba 40 minutos esperando y para no aburrirme más (me habían puesto un monitor con "camino a la fama" o algo así en ATV) empecé a inspeccionar el lugar.

De pronto algo en la pared llamó mi atención y no paré de reir por unos 15 minutos. Algunos a mi alrededor seguro pensaron que enloquecí de dolor o impaciencia. Pero no!

Todo tenía una razón lógica.

¿Qué pudo haber visto esta señorita?

Pues.... vi esto



En realidad, solo sacaría una cita con el Dr. Atea para preguntarle en qué consiste una CIRUGÍA RICA.

Plop!!!!

jueves, febrero 28, 2008

Luna, luna, luna….

Hace algún tiempo, alguien me floreó acerca de la influencia que tenía la luna en sus ciclos anímicos. Para alguien que recibe su biorritmo y horóscopo diariamente como yo, esto no debería ser algo tan lejano e increíble, sin embargo me resistía a creer que fuera tan determinante en la vida de cualquiera.

No se si lo usaba como excusa o algo así, el tema es que la luna llena lo volvía retraído o más centrado en sus cosas que de costumbre. A mi no me generaba ningún problema y sencillamente lo dejaba ser. No me hacía problemas.


Este personaje tuvo la precisión (no sé si buena o mala) de enviarme un mensaje cerca de la 1pm del miércoles 20, día del dichoso eclipse lunar, del cual había tenido noticias tan solo horas antes.

“Provecho con el eclipse lunar, mi estimada bruja”, decía.

En ese preciso instante sentía que mi semana estaba marchando definitivamente mal. Si bien estaba con una carga considerable de chamba, en esta ocasión estaba particularmente malhumorada. Cosa poco usual en mí, que solía ser de lo más conciliadora y soluciona-problemas, sobretodo en la oficina. Me encontraba de lo más irritable.

Ahora que lo pienso, hubo un día hace un par de semanas donde se dio un problema de origen de mal humor, analógico al huevo y la gallina, en este caso, la chamba o la casa.

No se si se debía a que aún no consigo malevojato, o que llevo casi un mes sin salir de Lima el fin de semana (algunos en la oficina, por cierto – y no hay cosa que más deteste en el mundo que sacrificar mis fines de semana del verano).

Tampoco me queda muy claro si el origen tiene que ver con la cantidad inusual de problemas en mis proyectos, algunos porque se me pasó un detallote, o porque una serie de pequeños detalles se les pasaron a otras personas (algunas por inexperiencia y a otras por simple –y frustrante- desinterés). Tal vez tenga que ver la frustración de un proyecto que involucró mi trabajo de 9 meses por contratar a un mal proveedor.

Pero el show debía continuar y uno de mis grandes “relajantes” es la vida social. Ya había mencionado en un post anterior que las medias escondidas empezaron a saltar de los cajones, y bueno hubieron algunas salidas, celebraciones del día del pisco, gente nueva, gente antigua, etc.

Así terminé en el cumpleaños del 14 de febrero. Plantada por un lado, pero con una ilusioncilla por el otro. Lamentablemente, el exceso de chamba y mi stress desbocado provocaron que no prosperara. Ni modo. (aún escucho a Juanes por eso, ya se me pasará).

En aquel estado de desazón recibí ese mensaje, que de haber llegado en otro día y en otro minuto específico me habría dado tanta carne para rebanar, ofender, destrozar, ridiculizar y prácticamente destruir a su remitente. Pero no.

No corrieron igual suerte otros correos, no tan anónimos y altamente ofensivos que llegaron a mi blog y a mi correo, que sencillamente respondí utilizando, siempre con total finura y de frente, todo el filo de mi espada. No me siento orgullosa de mi reacción, pero tampoco me arrepiento. Mi paciencia tiene un límite y este otro remitente merecía cada una de mis palabras.

Lo anecdótico es que esos correos sirvieron para garantizar que alguna amiga mía abandonara completamente la idea siquiera remota de pelearse conmigo algún día. Don´t worry my dear, yo te quiero, aún (muaaaaajajajaja).

Tal fue mi descontrol con los sucesos alrededor que propuse una salida con este personaje, que aún no se si fue conveniente o no, inteligente o no, pero si altamente catártica. Sobre todo si consideramos que esa misma noche recibí la llamada de mi terapeuta comentándome que estaba enferma y que no tendría la consabida cita de los jueves.

Entonces, no tenía muchas opciones.

Pasamos el eclipse "juntos". No vimos a ninguno de los astros involucrados. Lo positivo es que descubrí algunas cosas que me provocaron bastante tranquilidad, en medio de todo el malabar necesario para mantener el equilibrio de mis otras preocupaciones y minimizaba la sensación de que todo estaba de cabeza.


Finalmente, luego de unos días el cuerpo dijo “STOP”: Domingo 9pm no me podía mover. Me encontraba con una contractura muscular en la espalda que me obligó a pasar dos días en cama y a inyecciones tres días seguidos. Motivo por el cual recién me puedo sentar (porque ni eso podía) a escribir el post respectivo con la esperanza de que todo este maldito ciclo lunar haya llegado a su fin y las cosas se decidan a andar por la viña del señor.

Ya pues lunita...



(solo para recordar buenas épocas universitarias - Fuerza Comunica)

Más que mil palabras