jueves, abril 17, 2008

Es oficial: Se acabó el verano

El símbolo de tal acontecimiento está marcado, casi todos los años, por el regreso a la indumentaria de jeans. Me cuesta un poco dejar faldones, capris, y sobretodo sandalias y slaps. En fin...

El cambio de estación me enfrenta también a un primer balance de propósitos, que si bien no está al 100% en general, ha tenido un avance lo suficientemente significativo como para preservar mi tranquilidad


En carrera

  • De las 117 horas extras acumuladas, hoy quedan 37. Lo cual es un progreso espectacular. De hecho imagino que se deben haber generado unas tantas entre febrero y marzo, pero nada tan excesivo como mi cifra incial. Tarea cumplida!!!

  • Volví al inglés, y espero cogerlo de corrido hasta fin de año. We will walk.

  • Algunos de los ítems considerados en el “cambio de look” han ido avanzando, yo diría que vamos al 30%... nada mal.

  • El volante…. Me falta una semana para resolverlo. El tema me resultó más complicado de lo que pensé. Mi primer examen fue un desastre total gracias al pánico escénico que me invadió. En el segundo me distraje por un par de tonteras y espero que la tercera sea la vencida :S

En la banca

  • La malevojato quedó postergada un par de meses por motivos de cambios de contexto, pero es un tema que se volverá a replantear en julio.

  • La tesis está aún en blanco. El verano no fue el mejor momento, pero igual… ya es tiempo.

  • Tengo que ponerle punche al asunto laboral, hay dos temas aún pendientes por resolver. Qué problema es perderse en el día a día y no darle espacio a lo importante por atender lo urgente.

Los adicionales

  • Freddy me dejó pendiente una simpática búsqueda que trajo Juegos! Sorpresas! Novedades! Y que de verdad anda tan interesante como divertida. No podría calificar avances en porcentajes (sorry, esto se ha vuelto una muletilla), pero si lo vemos en cualitativo creo que ha tenido su relevancia y diferencial.

Finalizado el recuento, puedo proceder a acostarme en mi camita porque mañana me tengo que levantar tempranito y me espera un fin con un montón de pendientes (personales, sociales y laborales), así que espero que este domingo no sea tan aburrido como el anterior.

No hay comentarios:

Más que mil palabras